Por: Esteban Mata Blanco 20 marzo, 2015

Costa Rica pidió ayer a los Gobiernos de Venezuela y Estados Unidos que permitan la intervención de la OEA en el conflicto bilateral que los enfrenta.

El canciller, Manuel González Sanz, expuso la posición de Costa Rica ante los cancilleres y representantes reunidos en la sede de la Organización de Estados Americanos (OEA), en Washington, durante una sesión extraordinaria llevada a cabo la mañana de ayer.

“Confiamos en que Estados Unidos y Venezuela recobren el diálogo bilateral, tan necesario para fortalecer la cordialidad regional y progresar hacia la prosperidad de nuestros pueblos”, dijo González.

El vocero costarricense se pronunció en torno a la aguda crisis económica y política que abruma al país suramericano.

“Oportunamente, nos manifestamos, expresando nuestra profunda preocupación por los episodios acaecidos y, de forma inmediata, instamos a los actores involucrados, Gobierno y grupos opositores, a establecer los mecanismos de diálogo y entendimiento que den tranquilidad a su pueblo”, dijo.

El canciller aboga por un mayor papel de la OEA. | MARIO ROJAS
El canciller aboga por un mayor papel de la OEA. | MARIO ROJAS

La crisis en ese país amenaza con internacionalizarse, luego de que el presidente estadounidense, Barack Obama, emitiera, el 3 de marzo, una orden ejecutiva en la que declara la situación en Venezuela como amenaza extraordinaria e inusual a la seguridad nacional y política exterior estadounidenses.

El gobierno de Nicolás Maduro, por su parte, dice que su administración no es una amenaza para Estados Unidos y, por el contrario, apunta un afán desestabilizador del gobierno de Obama.

En tanto, González aplaudió que ambas naciones ventilen sus diferencias en la OEA.

“Es un signo esperanzador que ambos Estados o ambos países hayan renovado su confianza en este foro hemisférico”, apuntó el canciller, quien pidió a Venezuela que permita la inspección de la OEA en los próximos comicios legislativos de medio periodo, previstos para antes de enero próximo.