Canciller alega que la candidatura se lanzó muy tarde y que el Istmo se dividió

 22 octubre, 2014

La diplomacia costarricense no logró cumplir con la expectativa del presidente, Luis Guillermo Solís, de reelegir al país, por tres años, más en el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU).

Costa Rica obtuvo 120 votos en Naciones Unidas, pero no fueron suficientes para renovar su espacio en el Consejo de Derechos Humanos. | ARCHIVO
Costa Rica obtuvo 120 votos en Naciones Unidas, pero no fueron suficientes para renovar su espacio en el Consejo de Derechos Humanos. | ARCHIVO

Costa Rica perdió ayer la votación para obtener uno de tres cupos asignados a América Latina y el Caribe. Obtuvo 120 votos, por debajo de los 151 de El Salvador, los 144 de Bolivia y los 139 de Paraguay.

Así ocurrió en una sesión celebrada en Nueva York, Estados Unidos, donde se renovaron 15 asientos del Consejo. Chile y Perú también quedaron por fuera.

En setiembre, durante su intervención en la Asamblea General de la ONU, Solís abogó por la reelección de Costa Rica en ese foro, encargado de promover y proteger los derechos humanos en el orbe.

Ayer, en San José, el canciller Manuel González argumentó que el país no fue reelecto porque la candidatura se lanzó tarde y no hubo tiempo de obtener apoyo.

González dijo que el país comenzó a buscar respaldo a finales del año pasado, mientras algunos Estados empiezan su cabildeo hasta con ocho años de anticipación.

“Lamentablemente, se entró tarde en esta carrera. A principios de año, solo teníamos 20 votos; hoy sacamos 120, pero no fue suficiente (se necesitan, al menos, 129). No nos sentimos desairados; vamos a seguir trabajando. Seguiremos como observadores, ya no con voto, pero sí con voz”, expresó el jerarca de la diplomacia nacional.

El país deberá dejar su asiento en el Consejo a finales del 2014.

González añadió que la candidatura de El Salvador también incidió porque Centroamérica llegó dividida y, al final, la balanza se inclinó a favor de los cuzcatlecos, que nunca habían sido electos como miembros del Consejo.

“Nunca se ha dado una reelección consecutiva. También pesó que en nueve ocasiones, Costa Rica ha ocupado un escaño; esta no era la primera vez”, siguió González.

El presidente Solís recordó que en mayo le informaron de que el país solo tenía 50 votos y le recomendaron anunciar que la elección se perdería, pero él se negó, aunque la postulación fuese heredada: “Yo me negué, la candidatura es una sola, es la del país. Había que dar la búsqueda de esos votos hasta el final, como si la hubiésemos colocado nosotros mismos, asumiendo todos los riesgos”.

Ayer también fueron designados Albania, Bangladés, Botsuana, Congo, Ghana, India, Indonesia, Letonia, Holanda, Nigeria, Portugal y Catar.