Jueces condenan a Nicaragua a pagarle al Estado costarricense por incursión a suelo nacional

Por: Aarón Sequeira, Natasha Cambronero 16 diciembre, 2015
Los jueces de la Corte Internacional de Justicia de La Haya se encuentran investigando el conflicto entre Costa Rica y Nicaragua por la isla Portillos.
Los jueces de la Corte Internacional de Justicia de La Haya se encuentran investigando el conflicto entre Costa Rica y Nicaragua por la isla Portillos.

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) reconoció, la mañana de este miércoles, la soberanía de Costa Rica sobre el extremo norte de isla Calero, conocido como isla Portillos, en el extremo norte de la provincia de Limón.

Además, determinó que mediante la presencia militar y la construcción de tres caños artificiales, el gobierno de Daniel Ortega violó la integridad del territorio costarricense. Esta sentencia es de acatamiento obligatorio e inapelable.

"Nicaragua ha realizado varias actividades en el territorio bajo disputa desde el 2010, lo que incluye excavar tres caños y establecer una presencia militar en algunas partes del territorio, estas actividades violaron la soberanía territorial de Costa Rica. Nicaragua es responsable por tales violaciones, por lo tanto tiene la obligación de indemnizar por los daños causados por sus actividades ilícitas", dijo el presidente de la Corte, Ronny Abraham.

"La soberanía sobre el territorio en disputa le corresponde a Costa Rica (...). La ribera derecha del caño artificialmente dragado por Nicaragua en el 2010 no forma parte de la frontera entre Costa Rica y Nicaragua", leyó el presidente del Tribunal, Ronny Abraham.

La Corte, con sede en La Haya, Holanda, concluyó que, según el tratado de límites de 1858 y los laudos Cleveland y Alexander, el límite entre ambos países está relacionado con el derecho de navegación de Costa Rica a lo largo del río San Juan hasta su desembocadura en el mar Caribe, de manera que el territorio costarricense está a la margen derecha del cauce.

"Si se aceptara el argumento nicaragüense, Costa Rica no podría disfrutar de su soberanía territorial en cuanto a la ribera derecha del San Juan hasta su desembocadura. Estos derechos de navegación están conectados a la soberanía sobre la ribera derecha", añadió Abraham

En el 2010, Nicaragua abrió un caño artificial, de unos 200 metros de largo y 20 de ancho, con la intención de desviar el agua del el río San Juan hacia la laguna Los Portillos, frente al mar Caribe, lo que Costa Rica interpretó como una operación para acortar su territorio. Además, el gobierno de Daniel Ortega envió personal militar a la zona en ese momento.

Demandada por Costa Rica ante La Haya, Nicaragua alegó que lo que hizo fue recuperar un canal natural que existió en el sitio.

infografia
Sin embargo, los jueces determinaron que no existe evidencia para demostrar ni la existencia de ese caño ni que existiese alguna navegavilidad por ese sector en favor de Costa Rica.

"Si el canal hubiese sido una afluente del San Juan habría sedimentación que hubiese llenado la parte sur de la laguna (Los Portillos). Como dijeros de manera concordante los peritos de las partes, el canal dragado en el 2010 ya no conectaba el río con la laguna para la mitad del verano del 2011, lo cual genera dudas sobre la existencia de un canal navegable durante varios años que hiciera la misma ruta antes de que Nicaragua realizara sus actividades de dragado. Este caño es muy poco poblable que haya sido una vía navegable para el comercio", declaró Abraham.

La Haya desmeritó las fotografías satelitales ofrecidas por Nicaragua, amén de que la zona estaba llena de árboles antes de que se abriera el canal y de que, si hubiese existido tal caño, habría arrastrado sedimentos hacia la laguna, de lo cual no hay pruebas.

Tampoco le dio crédito a las declaraciones juradas de funcionarios nicaragüenses.

Reacciones de Nicaragua

Cuatro horas después de que la Corte Internacional de Justicia de La Haya emitió el falló, el vicecanciller del Gobierno de Nicaragua, Cesar Vega, dijo a medios de comunicación locales que "Nicaragua va a acatar el fallo en toda su extensión".

Durante la tarde de este miércoles, la primera dama de Nicaragua y coordinadora de comunicaciones del Gobierno de Daniel Ortega, Rosario Murillo, hizo un llamado para que se restablezca el diálogo con Costa Rica.

"Nicaragua y Costa Rica debemos disponernos a restablecer los mecanismos de diálogo y convivencia, que nos permitan asegurar el respeto, la tranquilidad, y la paz, en la relación que corresponde entre pueblos centroamericanos", dijo la funcionaria nicaragüense.

En entrevista con La Nación, el exguerrillero y encargado del dragado del río San Juan, Edén Pastrora, aseveró "los laudos Alexander, Cleveland y los tratados Cañas-Jerez (que establecen los límites entre Costa Rica y Nicaragua) quedaron como papel higiénico".

Pastora negó haber invadido militarmente el territorio costarricense y dijo que la Corte solo reconoció la violación a la soberanía al territorio tico.

Nicaragua debe pagar por violación a la soberanía

Dentro de la sentencia dictada por la Corte Internacional, se estableció también que el gobierno Ortega debe pagarle a Costa Rica por la violación a su soberanía territorial, para la cual hizo uso de su personal militar.

"Nicaragua ha realizado varias actividades en el territorio bajo disputa desde el 2010, lo que incluye excavar tres caños y establecer una presencia militar en algunas partes del territorio, estas actividades violaron la soberanía territorial de Costa Rica. Nicaragua es responsable por tales violaciones, por lo tanto tiene la obligación de indemnizar por los daños causados por sus actividades ilícitas", señala el fallo de La Haya.

Eso sí, según el presidente del Tribunal, ese derecho costarricense de recibir una compensación por daños materiales y el monto se deben establecer en un proceso separado.

"Las partes deben establecer una negociación, si no pueden encontrar un acuerdo en el plazo de 12 meses a partir de la lectura de esta sentencia (o sea desde hoy), a solicitud de las partes se procederá a decidir el monto de la compensación por parte de la Corte", dijo el juez.

En cuanto a un pago de compensación a Costa Rica por la violación de las medidas provisionales ordenadas por la Corte de La Haya en noviembre del 2013, el alto tribunal indicó que no se puede reclamar.

Sin embargo, los jueces de La Haya, por mayoría de 12 contra cuatro, rechazaron la solicitud de Costa Rica de que se le condenara a Nicaragua al pago de las costas del proceso judicial.

Derechos de navegación violados

El otro punto analizado por la Corte Internacional tiene que ver con la violación de los derechos costarricenses de navegación sobre el San Juan.

En su consideración, los jueces determinaron que los cinco casos señalados por el Estado de Costa Rica evidencian que las autoridades militares nicaragüenses han violado los derechos de navegación de los vecinos costarricenses del río.

El alegato de Managua es que esos cinco casos eran muy pocos; sin embargo, a la Corte de La Haya solo el bastaron dos casos para determinar con toda confianza que sí se violentó el derecho de navegación sobre el cauce del río.

Desde el 2009, ya la Corte había resuelto un juicio iniciado por Costa Rica en contra de Nicaragua en el 2005, precisamente para determinar el nivel de derechos costarricenses para utilizar el río San Juan como vía de comunicación.

En ese sentido, ese fallo de hace seis años sirvió de referencia al tribunal para determinar si hubo violación de parte de las autoridades nicaragüenses.

Noticia actualizada a las 5:47 p. m.