Vicanciller dice que es 'una muestra' de que país resolver las disputados por la vía diplomática

Por: Esteban Oviedo 3 septiembre, 2013
Javier Sancho, embajador de Costa Rica en Managua, junto con el canciller Enrique Castillo.
Javier Sancho, embajador de Costa Rica en Managua, junto con el canciller Enrique Castillo.

San José

El gobierno de Laura Chinchilla devolvió a Managua a su embajador en Nicaragua, Javier Sancho, luego de un retiro de tres semanas a manera de protesta por las declaraciones del mandatario nicaragüense, Daniel Ortega, sobre la provincia costarricense de Guanacaste.

Sancho regresó a la sede diplomática este lunes y, justo en la noche de ese día, Ortega reiteró en un discurso que se reserva el derecho de reclamar ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ) la soberanía de aquella provincia tica.

El regreso de Sancho a Managua fue confirmado por la vicecanciller, Gioconda Ubeda, esta mañana.

La Cancillería costarricense llamó en consulta al embajador el 14 de agosto a la vez que envió una carta de protesta al gobierno de Daniel Ortega a través de la Embajada de Nicaragua. En el lenguaje diplomático, esa llamada en consulta equivale a una protesta.

"Debo aclarar que lo devolvimos antes de las declaraciones de ayer (lunes), eso es importante que quede claro", dijo Ubeda.

Sobre el significado del regreso de Sancho, la vicecanciller explicó que se decidió ante la necesidad de continuar con el trabajo allá, para tratar de regularizar el tema del consulado en Managua (cerrado temporalmente) toda vez que perjudica tanto a nicaragüenses como a costarricenses, a ciudadanos y a comercio de los dos países.

"Es una muestra de que estamos dispuestos a seguir conversando y buscando la salida al diálogo a la negociación por la vía diplomática. Un retiro por tres semanas es una señal clara de la protesta y, por otro lado, es una señal clara de que estamos dispuestos a negociar con condiciones", añadió.

Según informó la agencia de noticias AFP, anoche en Managua, Ortega dijo que Guanacaste fue anexada a la fuerza a Costa Rica, en 1824, producto de una "política expansionista".

"Nicaragua está en pleno derecho de recurrir, si así lo considera, a la CIJ para que se revise en qué condiciones pasó ese territorio a manos costarricenses, si fue una transición pacífica, hermanable, o fue, como en efecto fue, una ocupación militar", afirmó Ortega durante un acto militar en Managua.

Según el mandatario, "Costa Rica no ganó ese territorio en una Corte Internacional (sino que) fue por la fuerzas de las armas", cuando Nicaragua estaba inmersa en una guerra civil.

Al respecto, Ubeda dijo que Costa Rica no aceptará discutir ese tema.

Etiquetado como: