Fiscal adjunta Emilia Navas Aparicio asume competencias para llevar causa por tráfico de influencias contra diputados Víctor Morales Zapata y Otto Guevara, así como acciones contra importador Juan Carlos Bolaños y otros.

Por: Carlos Láscarez S., Carlos Arguedas C. 11 octubre

La Corte Plena acordó por mayoría separar al fiscal general Jorge Chavarría de la investigación de la importación del cemento chino.

Así lo dio a conocer la noche de este miércoles el mismo Poder Judicial en un comunicado de prensa, donde indicó que el caso lo asumirá la fiscal adjunta Emilia Navas Aparicio, quien asumirá las competencias del fiscal general en estas investigaciones.

Los magistrados dispusieron además que la fiscal subrogante, Berenice Smith, se aparte del caso.

El presidente de la Corte Suprema de Justicia, Carlos Chinchilla, solicitó horas antes al Tribunal de la Inspección Judicial investigar y separar, de manera temporal, a Chavarría y Smith de estas indagaciones.

Chinchilla primero había dicho, la mañana de este miércoles, antes de una comparencia en la Asamblea Legislativa, que solicitó la separación de Chavarría y de Smith de sus cargos.

El fiscal general Jorge Chavarría dijo en la tarde, que a quien le corresponde conocer sobre alguna separación es la Sala Tercera.
El fiscal general Jorge Chavarría dijo en la tarde, que a quien le corresponde conocer sobre alguna separación es la Sala Tercera.

Sin embargo, horas después, aclaró que en realidad pidió separarlos de la pesquisa que realiza el Ministerio Público contra el diputado independiente Víctor Morales Zapata y el libertario Otto Guevara Güth por supuesto tráfico de influencias en favor del empresario Juan Carlos Bolaños para lograr la apertura a las importaciones de cemento.

Según con un comunicado del Poder Judicial, el 2 de octubre, Chinchilla pidió determinar si la Fiscalía General pudo haber inducido a error a la Sala Tercera a la hora de desestimar la causa contra Morales y Guevara.

Esto, porque la petición a los magistrados omitió un informe elaborado por el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) sobre 976 llamadas telefónicas sostenidas entre los dos diputados y el importador.

Dicho informe, divulgado este miércoles por el semanario Universidad, revela que, entre el 1.° de mayo del 2014 y el 30 de junio del 2015, Juan Carlos Bolaños realizó 93 llamadas a Morales Zapata y que este también le telefoneó en 91 ocasiones. Además, indica que el empresario llamó 342 veces al legislador libertario, quien a su vez lo contactó en 266 ocasiones.

A pesar de estos datos, la Fiscalía dijo que no halló evidencia de que Morales y Guevara tuvieran contacto y solicitó la desestimación del proceso contra los congresistas, solicitud que fue aprobada por la Sala de Casación en febrero del 2017.

Antes de que la Corte Plena tomara la decisión de separarlo, Chavarría daba por un hecho que esto era imposible.

"Solo me puedo retirar del conocimiento de la causa (...) cuando las personas que estén involucradas en el caso me recusen (...) y a quien le corresponde conocer de la recusación del fiscal general, no es la Corte Plena ni a la Inspección, el órgano competente es la Sala Tercera", dijo.

Chavarría dijo que hasta este miércoles no había sido notificado sobre algún procedimiento en su contra.

Estimó que esa información es necesaria para saber cuáles son los alcances y si tiene derecho a pedir revocatoria o aclaración.

"Si yo veo que los razonamientos que está dando la Inspección Judicial son razonables, aunque no esté de acuerdo con ellos por respeto a la constitucionalidad del Poder Judicial obviamente yo me acogería, para disipar cualquier duda. No tengo ningún interés personal en el caso, solo que se cumpla le ley", afirmó.