Por: Natasha Cambronero 28 septiembre, 2015
La Corte destinará ¢355.000 millones para salarios. | JORGE CASTILLO
La Corte destinará ¢355.000 millones para salarios. | JORGE CASTILLO

“El personal judicial garantiza un servicio continuo de 24 horas, con cobertura en todo el territorio nacional”.

De esa forma, José Luis Bermúdez, director de Gestión Humana del Poder Judicial, justificó el alto costo de los salarios de la Corte, los cuales son superiores a los que se pagan en el Gobierno Central, la Asamblea Legislativa y el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

Los 12.000 funcionarios del Poder Judicial representan solo el 8,6% de los empleados cubiertos por el Presupuesto Nacional. Sin embargo, sus salarios consumirán el 14,5% (¢355.000 millones) de los fondos previstos para pagar sueldos en el 2016: ¢2,5 billones.

Según Bermúdez, la remuneración económica es la vía para compensar al personal por su labor diaria contra el crimen.

“La delincuencia no se detiene, por lo que el trabajo es permanente. Esto significa que el Poder Judicial debe retribuir a estas personas trabajadoras por las implicaciones de la dinámica laboral impuesta con el costo que significa en las remuneraciones”, alegó en un correo electrónico enviado a La Nación .

Agregó que los salarios judiciales se deben analizar de manera diferente, pues contemplan el impedimento que tienen algunos funcionarios para ejercer de manera liberal su profesión, mientras trabajen para la Corte: son una “garantía de imparcialidad”, adujo.

También defendió el pago de incentivos salariales. Bermúdez sostuvo que algunos de ellos son “componentes que se contemplan” en otras instituciones como la Contraloría General de la República, la Asamblea Legislativa y el TSE.

Además de que tienen mejores sueldos base, los funcionarios judiciales son quienes reciben más pluses.