Abogado afirma que exdiputado tuvo reuniones con él en horario laboral

Por: Esteban Mata Blanco 7 noviembre, 2015
Peter Guevara
Peter Guevara

El exasesor del Movimiento Libertario Peter Guevara Guth atendió funciones como gerente financiero de la empresa televisiva CB24 en horas laborales de la Asamblea Legislativa, donde estaba contratado como asesor de confianza con dedicación exclusiva.

La acción del exdiputado quedó registrada en un correo del martes 9 de abril del 2013, enviado a las 10:40 a. m. a representantes de la firma de asesoría legal en telecomunicaciones Ciber Regulación S. A.

La comunicación se produjo desde la cuenta que tenía Guevara a su nombre, bajo la dirección pguevara@cb24.tv

El correo venía bajo el encabezado: “Buenas noticias”.

Ese día Guevara no estaba de vacaciones, ni consta algún permiso especial, según consulta a Recursos Humanos del Congreso. Su director, Hugo Cascante, ha insistido en que los asesores de confianza deben reportarse a la Administración legislativa.

En el correo en cuestión, a Guevara se le comentaba del avance de una consulta técnica de interés para CB24, relacionada con los trámites necesarios para acceder a una frecuencia satelital.

Un día antes, Guevara, en su calidad de gerente financiero de CB24, recibió en persona a los representantes de Ciber Regulación para afinar detalles sobre la consulta. La reunión había sido pactada para las 10:30 a. m. en una de las salas de reuniones de CB24, en Escazú, a ocho kilómetros del Congreso. Se extendió por espacio de una hora.

La discusión no tenía nada que ver con las labores encomendadas por su jefa en el Congreso, la diputada Damaris Quintana, quien desde el 2010 autorizó que se le pagara un 55% más sobre el salario base por dedicación exclusiva en su calidad de arquitecto, una profesión que tenía más de 10 años de no ejercer.

¿Fuera de horario? Guevara, quien tenía autorización de Quintana para trabajar fuera de la Asamblea, alegó a La Nación que su relación con CB24 respondía a una asesoría fuera de su horario en el Congreso.

Sin embargo, Juan Manuel Campos, socio director de Ciber Regulación, dijo a este medio que la cita con Guevara se dio en horas plenamente laborales, y que en todo momento se presentó como director financiero de la empresa CB24, no como asesor o director de otra empresa que diera el servicio a la televisora.

Lo anterior, ante consulta de este diario, pues Guevara ha insistido en que su posición en CB24 no era de empleado y, además, recalcó que su labor de asesoría se dio en su tiempo libre.

Así lo señaló en un derecho de respuesta publicado en su perfil de Facebook como candidato a alcalde de Santa Ana por el Movimiento Libertario para las elecciones municipales.

“Una empresa de servicios de mi propiedad le brindó de forma independiente servicios de asesoramiento y manejo financiero en la Dirección Administrativa y Financiera de la empresa CB24 a partir de febrero del 2013. Como Directivo de esa empresa (y no a título personal) me tocó dirigir dicha asesoría en mi tiempo libre”, señaló Guevara en su descargo.

El arquitecto y político asegura que no rompió la dedicación exclusiva que le pagó el Congreso en esas fechas, por cuanto, según señaló, usaba su tiempo libre para asesorar a CB24.

Por su parte, el presidente de CB24, Carlos García Ibáñez, en un comunicado enviado a La Nación, aceptó la relación de asesoría con Guevara, pero aclaró que no conocía de la relación del asesor con la Asamblea Legislativa.

Ese plus por dedicación exclusiva le representó a Guevara un ingreso de más de ¢18 millones en el periodo del 2009 al 2015.

En ese lapso, sus labores legislativas coincidieron con las de asesor de CB24 por al menos 14 meses (entre febrero del 2013 y abril del 2014), lo que, calculado a un promedio de ¢300.000 mensuales, le representó a Guevara un ingreso de ¢3,6 millones.

Aun así, el libertario insiste en que no violentó su dedicación exclusiva, pues él aduce que no vendió servicios de arquitectura, aunque sí se desempeñó en horas hábiles en CB24, siendo, al mismo tiempo, un asesor pagado con presupuesto del Congreso.