Movimiento se genera como acto de repudio a declaraciones de candidato Óscar López

Por: Patricia Recio 20 noviembre, 2013

Las supuestas declaraciones del diputado Óscar López, a un medio de radio, en las que aseguró que existe una "delgada línea entre el consentimiento y la violación", provocaron que agrupaciones en pro de la defensa de los derechos de las mujeres convoquen la segunda "Marcha de las Putas", que se llevará a cabo este viernes a las 8 p.m.

En esta ocasión, el movimiento saldrá del Parque Central en San José y tendrá como lema: "No es no, la violencia nunca es consentida", y tiene como fin denunciar las declaraciones del también candidato a la presidencia por el Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE).

Según las organizadoras de la marcha, las declaraciones de López "minimizan la grave problemática de la violencia sexual hacia las mujeres, justifican las acciones de los violadores, refuerzan los discursos machistas en torno al cuerpo de las mujeres como un objeto a disposición del placer masculino y evidencian la necesidad de acciones concretas para la prevención y erradicación de la violencia contra las mujeres".

Mediante la convocatoria, las organizadoras piden que López se retracte y reconozca públicamente que la violación sexual es una grave forma de violencia contra las mujeres, que el PASE "repudie públicamente las declaraciones del candidato y se comprometa a tomar acciones concretas para transformar el machismo a lo interno de su partido", y que todos los partidos políticos en Costa Rica se pronuncien en contra de estas declaraciones y asuman compromisos concretos en la lucha contra la violencia hacia las mujeres.

Consultado al respecto López aseguró que todo obedece a una manipulación de una frase suya, en una entrevista en la que sacaron sus declaraciones de contexto.

"Estas mujeres están molestas solo porque yo me opongo al aborto y manipularon una frase mía. Quisiera ofrecerle una disculpa a las mujeres honorables de este país que pudieron verse afectadas con tales declaraciones, las cuales fueron distorsionadas por un grupo feminista afín al Frente Amplio", indicó.

En agosto de 2011, el país realizó el primer movimiento de este tipo y en esa ocasión la protesta se dio como respuesta a declaraciones del exobispo Francisco Ulloa.
En agosto de 2011, el país realizó el primer movimiento de este tipo y en esa ocasión la protesta se dio como respuesta a declaraciones del exobispo Francisco Ulloa.

Según López, lo que dijo fue que si en Costa Rica se aprueba el aborto para este tipo hechos (violaciones), una persona que se embaraza en una fiesta y tiene un embarazo no deseado podría decir que fue violada para poder abortar. "En ese plano hipotético la línea se vuelve delgada", explicó.

El diputado puntualizó que considera que "con haberle aclarado a los costarricenses que fue una frase que sacaron de contexto y con haberle ofrecido una disculpa a las mujeres honorables es suficiente".

Agregó que, más bien, él también se siente ofendido de que estas agrupaciones hicieran "una tormenta" de este asunto.