Según datos preliminares, Liberación tendría 18 curules, el PAC 13, el FA y la Unidad alcanzarían nueve diputaciones cada uno, mientras el Libertario solo tres

Por: Hassel Fallas, Aarón Sequeira 3 febrero, 2014

El control de la nueva Asamblea Legislativa se repartiría entre cuatro partidos políticos, según los datos preliminares que divulgó el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) en el corte de las 11.21 p. m.

Los partidos Liberación Nacional (PLN), Acción Ciudadana (PAC), Frente Amplio (FA) y Unidad Social Cristiana (PUSC) tendrían, en conjunto, 49 diputados.

A pesar de no haber logrado un porcentaje mayoritario en la elección presidencial, el PLN mantendría la principal fuerza política en el Congreso, con 18 curules.

Por su parte, el PAC llegaría a tener 13 sillas en el plenario legislativo, y el Frente Amplio y la Unidad Social Cristiana nueve diputaciones cada uno.

Las proyecciones apuntan a que el Movimiento Libertario solo lograría llevar tres legisladores a Cuesta de Moras; Renovación Costarricense (agrupación de Justo Orozco) dos parlamentarios; los partidos Accesibilidad Sin Exclusión (PASE), Restauración Nacional y Alianza Demócrata Cristiana (Cartago) uno cada uno.

Fragmentado. El nuevo Parlamento tendrá una mayor fragmentación que en la actualidad pues de haber ocho partidos políticos representados se pasará a nueve agrupaciones a partir del 1.° de mayo del 2014.

Si bien Liberación Nacional mantendría la mayoría, está perdiendo seis curules respecto al actual periodo, pues hoy tiene 24.

El PLN llegaría, además, a tener su conformación más baja de las últimas dos administraciones, solo comparable con la del 2002, cuando llevó a la Asamblea Legislativa 17 congresistas.

En su lugar, el PAC ganaría dos diputados respecto a los 11 que tiene actualmente.

El mayor incremente lo tiene el Frente Amplio, que de tener solo un representante, José María Villalta, en el plenario, llevaría nueve legisladores en el nuevo periodo.

De igual forma, el PUSC subiría en tres congresistas, respecto a los seis con que inició en el 2010.

El descenso más significativo lo presentaría el Movimiento Libertario, que de haber conseguido nueve curules para el periodo actual, solo llegaría con tres diputados a partir de mayo de este año.

Otra agrupación que pierde una cantidad importante de sillas en el plenario es el PASE pues pasará de contar con cuatro a solo un congresista, Óscar López.

En el caso de Renovación Costarricense, se incrementa en un 100% pues hoy solo tiene a Justo Orozco. Restauración llevará, otra vez, solo un legislador, puesto que hoy es de Carlos Avendaño.

La novedad la representa el partido cartaginés Alianza Demócrata Cristiana, agrupación con la que regresará Mario Redondo al Congreso, ocho años después de haber terminado su gestión. El panorama legislativo le complicaría la negociación al nuevo Gobierno pues ninguno de los partidos obtendría una mayoría absoluta (29 votos), sino que todos las agrupaciones se verán obligadas a negociar acuerdos para impulsar sus iniciativas en el Congreso.

Al cierre de edición, se mantenían en duda los puestos del PLN en San José, Alajuela, Guanacaste, Puntarenas y Heredia.