Por: Eillyn Jiménez B. 24 marzo
La radial de Lindora será ampliada de dos a cinco carriles. Las obras se complementarán con la duplicación del puente sobre el río Virilla.
La radial de Lindora será ampliada de dos a cinco carriles. Las obras se complementarán con la duplicación del puente sobre el río Virilla.

La ampliación de la radial de Lindora (ruta 147), de dos a cinco carriles, empieza a dar sus primeros pasos después de tres años de estancamiento. Este viernes la Contraloría General de la República (CGR) refrendó el contrato para la revisión de diseños, construcción y supervisión de las obras.

El convenio, entre el Consejo Nacional de Vialidad (Conavi) y la Oficina de las Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS, por sus siglas en inglés), es por $8,5 millones (¢4.800 millones).

Con este refrendo, UNOPS será la responsable de contratar y supervisar a una empresa constructora que desarrolle las obras en este tramo de dos kilómetros que enlaza Santa Ana con San Antonio de Belén y por el que circulan 32.000 vehículos al día.

Cuando se ejecuten los trabajos de ampliación, los conductores podrán transitar por una vía de cinco carriles: dos carriles por sentido, además de uno central para poder hacer giros hacia los locales comerciales en Bosques de Lindora.

También contempla el desarrollo de obras conexas en el puente sobre el río Corrogres y labores en las alcantarillas de las quebradas Pilas y Rodríguez.

La ampliación de la radial se complementará con la duplicación del puente sobre el río Virilla, también en Lindora, a pesar de que este segundo proyecto no es parte del contrato.

A partir del momento en que el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) ordene el inicio, habrá un plazo de 23 meses (un año y 11 meses) para la ejecución de todas las obras.

Antecendente

En enero de este año, la Contraloría no refrendó el contrato al considerar que el Conavi no tenía todo el presupuesto necesario para la firma del acuerdo con UNOPS.

En aquel momento, el Consejo solo certificó que disponía de ¢2.000 millones ($3,5 millones) y que el resto del dinero lo aportaría hasta la finalización del proyecto.

La ampliación de esa carretera se estancó desde el 2014 por atrasos en la remoción de servicios públicos en el tramo a intervenir y luego porque no se había refrendado el contrato con la UNOPS.

Desde el 2013 está vigente un convenio de cooperación entre Conavi y la Asociación Consejo de Desarrollo Inmobiliario (CODI), que se comprometió a aportar $2 millones para esta obra de ampliación.