Por: Gerardo Ruiz R. 17 febrero, 2016
El presidente Luis Guillermo Solís criticó con fuerza la decisión del Conassif de revivir el cargo de intendente de pensiones, con un sueldo mensual de ¢11,4 millones.
El presidente Luis Guillermo Solís criticó con fuerza la decisión del Conassif de revivir el cargo de intendente de pensiones, con un sueldo mensual de ¢11,4 millones.

San José

El Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero (Conassif) confirmó a las 8:22 p. m. de este miércoles la renuncia de Marjorie Jiménez Varela al cargo de intendenta de pensiones para el que fue elegida por ese consejo a mediados de diciembre pasado.

Jiménez iba a asumir el puesto el 1°. de marzo entrante. Sin embargo, la reacción airada del presidente Luis Guillermo Solís y del diputado del Partido Acción Ciudadana (PAC), Ottón Solís, se trajeron abajo la designación.

La funcionaria iba a ganar ¢11,4 millones al mes, ¢170 millones por cada uno de los cinco años de su nombramiento, situación que provocó las críticas del mandatario Solís, quien dijo que ese gasto no va con el espíritu de su administración que, afirmó, hace esfuerzos por controlar el gasto público en momentos en que Hacienda pide la aprobación de un plan fiscal para acarrear más recursos a las arcas públicas.

"La señora Jiménez justificó al Consejo que en aras de no crear una mayor división en cuanto a su nombramiento, la mejor decisión era dar un paso al lado y permitir el avance de la discusión en otros temas importantes para el sistema financiero nacional y el país", se lee en el comunicado enviado por el Conassif.

Pese a las críticas del presidente Solís, el Conassif defendió la idoneidad de Jiménez para el cargo, que tenía ocho meses de estar vacante.

Luis Guillermo Solís aseguró que la noticia de la renuncia le provocó satisfacción.

"La señora Jiménez ha interpretado correctamente el clamor del pueblo costarricense, que es el del Gobierno, de procurar una adminsitración austera, eficaz y a tono con el esfuerzo nacional de reducción del gasto público en tiempos de gran estrechez fiscal", reaccionó el mandatario.

El diputado Ottón Solís también contestó satisfecho al conocer la salida de Jiménez, quien es asesora de la presidencia ejecutiva del Banco Central de Costa Rica (BCCR).

"Es el único resultado que era posible y espero que los jerarcas del sector público aprendan la lección: con los fondos públicos no se juega, con Costa Rica no se juega, esa fue la promesa que hizo el presidente Luis Guillermo Solís en campaña", afirmó.