Aporte de ¢78 millones permitirá a Hogar Fray Casiano cumplir condiciones establecidas por Ministerio de Salud

Por: Hugo Solano 27 enero, 2014

Más de 30 ancianos, la mayoría de ellos abandonados, se benefician con el aporte de ¢78 millones que le entregó la Junta de Protección Social (JPS) a la Asociación Hogar de Ancianos Fray Casiano de Madrid, de Miramar, Puntarenas, para levantar una nueva unidad de servicios médicos.

Luego de constantes advertencias del Ministerio de Salud, para que ese centro hiciera mejoras fisico-sanitarias, la JPS concedió el beneficio para levantar la obra que abarca un área de 177 metros cuadrados y consta de consultorio médico, sala de espera, áreas de inyectables, farmacia, curaciones, nebulizaciones y pre consultas.

En el Hogar, los servicios médicos y de enfermería se brindan en un espacio inapropiado y compartido con el cuarto de aislamiento, incumpliendo las condiciones establecidas por el Ministerio de Salud.

Según Viviana Siles, del Ministerio de Salud, se trata de un local ubicado frente a la clínica de Miramar, donde se han realizado apercibimientos para que se mejoren las condiciones.

Buena parte de la obra ya está levantada y se espera concluirla en el primer semestre del año.
Buena parte de la obra ya está levantada y se espera concluirla en el primer semestre del año.

La nueva estructura permitirá la atención individualizada y beneficia a 32 adultos mayores que proceden del cantón de Montes de Oro y otras partes del Pacífico.

El Hogar ofrece alimentación, vestido, vivienda, servicios médicos y de enfermería, recreativos, religiosos, terapia física y ocupacional, lo que se complementa con la Unidad de Cuidado Paliativo del Hospital Monseñor Sanabria de Puntarenas.