Por: Mercedes Agüero 27 abril, 2014

La comisión de traspaso de poderes descarta, por ahora, utilizar donaciones para financiar las actividades del próximo 8 de mayo.

Mercedes Peñas, pareja de Luis Guillermo Solís e integrante del comité, dijo que trabajan únicamente con los ¢150 millones presupuestados por el Gobierno.

“Todavía no hemos podido cerrar el presupuesto porque no han terminado de confirmar las delegaciones y muchos de los recursos van para atender a los invitados, pero se tratará de utilizar solo los fondos públicos”, manifestó.

De acuerdo con Peñas, si bien hay algunos ofrecimientos para contribuir con el evento, eso sería utilizado por la Municipalidad de San José para decorar la ciudad.

Peñas también informó de que las actividades del cambio de mando no se concentrarán en la capital. “Habrá actos fuera”, dijo, pero sin precisar lugares.

La actividad protocolaria en la cual Laura Chinchilla entregará la banda presidencial a Solís será en el Estadio Nacional.

Por ahora están confirmadas 60 delegaciones, incluida la de España que será liderada por el príncipe de Asturias, Felipe de Borbón.

El viernes, Luis Guillermo Solís recibió, del jerarca del TSE, Luis Antonio Sobrado, la credencial de presidente de Costa Rica. | MARIO ROJAS.
El viernes, Luis Guillermo Solís recibió, del jerarca del TSE, Luis Antonio Sobrado, la credencial de presidente de Costa Rica. | MARIO ROJAS.

También asistirán los presidentes de Honduras, Panamá, El Salvador y República Dominicana.

Los organizadores han prometido dar todos los detalles del traspaso en una conferencia el martes.

A la fecha, se sabe que se ofrecerá cierta cantidad de entradas al público. Asimismo, que el gobernante electo y su compañera vestirán trajes confeccionados por los diseñadores de moda costarricenses Michelle de Matheu y Fabrizzio Berrocal.

Se ofrecerá un coctel a los invitados la noche anterior al cambio de mando. Mientras, el jueves, después de los actos protocolarios, compartirán un almuerzo.

Los pormenores del menú así como los motivos de la decoración del Estadio, son de los secretos mejor guardados.

La organización afronta el inconveniente de que el gobierno entrante aún no ha designado a su canciller, quien usualmente es el responsable de presidir la organización del cambio de mando.