Por: Natasha Cambronero 16 julio, 2015

La metodología empleada para calcular las anualidades que se les paga a los funcionarios, fue la causa que disparó por años los salarios en la Compañía Nacional de Fuerza y Luz (CNFL).

El gerente general interino de la entidad, Jorge Pacheco, critica que ese beneficio del 4,5% se haya definido sobre el salario bruto —que incluye pluses salariales, como la dedicación exclusiva— en lugar del salario base, dado que eso generó un “crecimiento acelerado”.

“En julio del año pasado revisamos la estructura de costos y vimos que enfrentábamos una situación muy difícil. La planilla significaba un costo importante porque en la Compañía había una anualidad exponencial”, expresó Pacheco.

Sin embargo, alegó que, a partir del 2015, esa situación se revertirá, pues a finales del año pasado se acordó modificar la metodología empleada para fijar la anualidad, tras firmar un acuerdo, el 19 de diciembre con el sindicado, después de tres meses de negociaciones.

Ahora, el aumento del 4,5% anual se calculará sobre el salario base de cada empleado.

Con ese cambio, la Compañía Nacional de Fuerza y Luz estima un ahorro, para el 2015, de unos ¢2.200 millones.

Esta es una de las medidas de austeridad que implementa la institución para combatir el déficit de ¢6.200 millones con que cerró el año pasado.

Según Pacheco, también opera un plan de movilidad laboral con el cual se prescindió de 114 plazas, para dejar la planilla en 2.159 empleados.

Al tiempo que por un plazo de tres años se reducirá, del 9% al 5%, el aporte patronal al fondo de ahorro. Mientras que el aporte a la asociación solidarista pasará del 5,33% al 3,33%, en aras de generar una mayor liquidez.

Con esas políticas de austeridad, la entidad espera reducir en ¢10.835 millones sus gastos operativos.

“La situación de las alzas salariales no es nueva en la CNFL, sino que se venía arrastrando de muchos años hacia atrás. Nosotros, responsablemente, lo que hicimos fue cambiar la metodología, si no la situación financiera de la empresa se iba a ver en peligro. El problema a futuro está totalmente corregido. Nunca se va a llegar a alcanzar los salarios actuales”, añadió Pacheco.