Por: Aarón Sequeira 23 octubre, 2013

La presidenta de la República, Laura Chinchilla, cerrará su cronograma de viajes de este año con una audiencia con el papa Francisco, en el Vaticano.

El encuentro está previsto para el 8 de noviembre, cuando también será recibida por el secretario de Estado, Pietro Parolin.

Carlos Roverssi, ministro de Comunicación, dijo ayer que aprovecharán el encuentro para revisar el avance de las conversaciones para un tratado que regule las relaciones diplomáticas entre los dos Estados, en el nuevo contexto.

“Sin duda, haremos nuestra invitación para que venga a Centroamérica”, añadió el ministro.

Además, no descartó incluir en la agenda la preocupación por las tensiones regionales debido a acciones del Gobierno de Nicaragua.

Chinchilla permanecerá del 4 al 7 del mismo mes en la capital francesa, donde tiene previsto reunirse con el presidente de aquel país, François Hollande.

“Repasarán temas de la agenda bilateral, particularmente en el campo económico y de cooperación en diversos ámbitos. Al mismo tiempo, aprovechará para darle a conocer asuntos relativos a la región y al conflicto con Nicaragua”, dijo la Casa Presidencial en un comunicado de prensa.

En París, la gobernante visitará la sede de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), más conocido como el club de los países ricos.

La intención aquí es “afianzar” las gestiones de adhesión que el país comenzará en 2015.

Chinchilla, además, dará un discurso ante el Foro de Líderes de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).