Agrupación se expone a primera clausura hasta por cinco días

Por: Natasha Cambronero 17 febrero, 2016
La clausura de la sede central del PAC en San Pedro, de Montes de Oca, corresponde a cuotas obrero-patronales no canceladas durante cuatro años y unos servicios médicos de enero pasado. | RAFAEL PACHECO
La clausura de la sede central del PAC en San Pedro, de Montes de Oca, corresponde a cuotas obrero-patronales no canceladas durante cuatro años y unos servicios médicos de enero pasado. | RAFAEL PACHECO

La Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) se apresta a cerrar la sede del gobernante Partido Acción Ciudadana (PAC), en San Pedro de Montes de Oca, por una deuda de ¢380 millones por concepto de cuotas obrero-patronales no canceladas durante cuatro años.

Este martes expiró el plazo de 10 días hábiles que tenía el PAC para saldar el monto o llegar a un arreglo de pago, luego de que la Caja enviara una “prevención de cierre de negocios por mora”, el 2 de febrero.

La CCSS optó por la medida de presión pues el Partido tenía más de dos meses arrastrando la deuda, que corresponde a las cargas sociales de 490 profesionales y técnicos a quienes el grupo político contrató entre julio del 2006 y marzo del 2010.

En el cobro también se incluye la subdeclaración del salario de otros 25 empleados, durante ese mismo lapso de tiempo, así como unos servicios médicos de enero pasado.

“Al patrono (al PAC) se le realiza una prevención de cierre y se le otorga un plazo de diez días hábiles para que se presente a la Institución a pagar la deuda o formalizar un acuerdo de pago. Si en este plazo el patrono no cancela (como sucedió en este caso), se continúa con el dictado de la resolución de cierre de negocios”, declaró el director de Cobros de la Caja, Luis Diego Calderón.

La clausura de la sede rojiamarilla podría ser hasta por cinco días, aunque si persiste la mora, la CCSS tiene la potestad de extender la sanción incluso por otros cinco días, según la ley constitutiva del Seguro Social.

La suma demanda por la entidad fue facturada en setiembre pasado y es el resultado de una investigación de la Dirección de Inspección de la Caja tras una denuncia que data del 2012, y que fue presentada por el entonces diputado del Movimiento Libertario, Carlos Góngora.

Gestión en TSE. La presidenta del PAC, Margarita Bolaños, explicó que la agrupación está a la espera de que el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) defina si ellos pueden cancelar la millonaria deuda con la CCSS con ¢1.700 millones que les quedó de la deuda política de las elecciones nacionales del 2010, en las que ese partido resultó victorioso.

Esa sería la única alternativa que barajan los oficialistas, ya que carecen de recursos propios para hacer frente a la deuda.

“Estamos esperando la respuesta del TSE, hay una solicitud ya concreta. Hay que esperar primero lo primero y después veremos si hay una segunda alternativa”, expresó Bolaños.

Hasta la fecha, el tribunal electoral solo ha autorizado el reembolso de gastos efectuados y no de deudas pendientes.

Otras medidas. La CCSS no solo se apresta a cerrar la sede rojiamarrilla como medida de coacción, sino que, además, pidió al TSE retener cualquier giro de la contribución estatal que se le vaya a realizar al PAC, para de esa forma saldar la deuda pendiente.

Calderón también informó de que el caso ya se elevó a los estrados judiciales.

“En este mes de febrero se presentó la demanda de cobro ante las instancias judiciales”, afirmó el director de Cobro, en un correo electrónico a La Nación.