Por: Natasha Cambronero 18 noviembre, 2016

El tesorero del Movimiento Libertario, Carlos Herrera, asegura que financieramente el partido llegará “en un extraordinario escenario” a las elecciones nacionales del 2018.

Según Herrera el hueco de casi ¢3.500 millones que llegaron a tener ya fue saldado en su gran mayoría, gracias a que el diputado y cuatro veces candidato presidencial, Otto Guevara, puso a responder varias propiedades suyas.

El legislador entregó una finca en Puntarenas al banco BCT para cancelar un préstamo de la campaña del 2010 y dará otras en Esparza al Banco Lafise para reducir, al mínimo, el crédito con que se financió el proceso electoral del 2014.

El tesorero libertario alega que si bien Guevara resolvió la situación con los bancos, en la actualidad, es a él a quien el Partido le debe y que el hueco financiero ronda los ¢800 millones.

Sin embargo, recalcó que el diputado entiende que ahora no se le puede saldar esa deuda, sino eventualmente hasta después de los comicios del 2018.

“Otto ha sido el gran fiador del partido para poder sanear las deudas del partido. La deuda real es con él y yo no veo a Otto Guevara urgiéndonos a pagar, sino que veo a un Otto Guevara esperando”, enfatizó Herrera.

El congresista rojiblanco reafirmó lo dicho por Herrera. Ante una consulta de La Nación , dijo que la directriz que giró es que primero se le pague al resto de acreedores y que a él se le tome en cuenta hasta el final.

“Es importante que nosotros tengamos una representación en el Parlamento, que tengamos la opción de ganar una elección nacional. Tomé la decisión de disminuir mi patrimonio para hacerle frente a deudas que no son mías, porque yo ahora quedo como acreedor, pero el partido queda en una buena condición”, declaró Guevara.