Aspirantes aprovechan descanso para pulir posibles discursos

Por: Doriam Díaz 2 febrero, 2014

Desde un joven con seis discursos listos hasta otro que confía en improvisar; desde aquel que matará el hambrón con un arroz con pollo hasta aquel que hará una pausa por un café... Acompañados de su gente más cercana, los cinco candidatos con mayor intención de voto se preparan de diferentes formas para recibir los resultados que dará esta noche el Tribunal Supremo de Elecciones.

Sin ningún agüizote de por medio –no cree en esto–, Johnny Araya, del Partido Liberación Nacional, fue a tomar una ducha habitación en el hotel Crowne Plaza Corobicí, en donde se hospeda con su esposa Sandra León. A las 7 p. m., estaba cenando.

Por su parte, José María Villalta, candidato del Frente Amplio, tiene seis discursos preparados para enfrentar los diferentes escenarios que pueden surgir. Él se bañará, se cambiará de ropa y departirá con su familia durante la espera.

Además de tomar un baño y cambiarse, Luis Guillermo Solís, candidato del Partido Acción Ciudadana, hará una pausa para descansar en compañía de su familia y se tomara un café. Aún no tiene un discurso preparado, pero sí tiene apuntes.

Tras cambiarse, Otto Guevara, del Movimiento Libertario, cenará a eso de las 7:30 p. m. y no tiene ninguna fórmula para este tiempo de espera. No preparó ningún discurso ni hizo apuntes, ya que confía en que le surjan las palabras en el momento.

Debido a que estaba "muerto de hambre", Rodolfo Piza, del Partido Unidad Social Cristiana, comerá un arroz con pollo y se cambiará de ropa para esperar la información del TSE. Aún no tiene su discurso preparado, pero lo preparará en estos minutos.

Esta información se elaboró con los reportes de los periodistas Allan Andino, Randall Corella, David Goldberg, Alberto Barrantes, Antonio Rodríguez y Radar.