Araya, Solís, Piza y Villalta coinciden en fortalecer el IVM, sin aclarar el cómo

Por: Mercedes Agüero 22 enero, 2014

Los cinco candidatos presidenciales con más intención de voto depusieron ayer ataques personales para centrarse en una discusión más reposada sobre la crítica situación que atraviesa el régimen de pensiones de Inválidez, Vejez y Muerte (IVM), de la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS).

Los aspirantes coincidieron en la cabina de radio Monumental durante el antepenúltimo debate de cara a las elecciones del próximo 2 de febrero.

En el foro, que se prolongó desde las 11 a. m. hasta la 1:40 p. m. , participaron Johnny Araya, del Partido Liberación Nacional; José María Villalta, del Frente Amplio; Otto Guevara, del Movimiento Libertario; Luis Guillermo Solís, de Acción Ciudadana y, Rodolfo Piza, del Partido Unidad Social Cristiana.

Los cinco dedicaron buena parte del tiempo a intercambiar ideas sobre la crisis del IVM , aunque no ahondaron en sus propuestas para una posible solución.

Araya, Villalta y Solís fueron enfáticos en defender y fortalecer el sistema de reparto del IVM, por su espíritu solidario y universal.

“Ese modelo es necesario y es esencial sostenerlo”, dijo Piza.

Entretanto, Guevara propuso pasar una parte de la reserva del IVM al régimen de capitalización individual, algo que fue rechazado por sus otros contrincantes.

“A lo que aspiramos es a que las personas tengan ese derecho de propiedad sobre su cuenta de pensiones. Que sepan cuánto están acumulando, cuánto están ahorrando y eventualmente se le pueda heredar a sus hijos”, explicó.

Para Luis Guillermo Solís, el tema de la solidaridad y de la universalidad de las pensiones es central y marca una diferencia ideológica con la propuesta libertaria.

En igual sentido se pronunció Villalta, quien agregó que la iniciativa de Guevara no es viable pues afectaría las pensiones actuales y futuras. “Si son viables otras ideas como se ha planteado aquí para fortalecer la pensión complementaria y lo que hay que hacer urgentemente es revisar el manejo del fondo del IVM, hacer transparente su gestión y reducir las prácticas que en el pasado incrementaron sus gastos”, sostuvo el frenteamplista.

Ante las críticas, Guevara añadió que ante el desequilibrio actuarial de los regímenes de reparto, otros países han hecho ajustes como el que su partido impulsa.

“Ese es un tema sobre el cual vamos a estar discutiendo y yo celebro el clima de conversación que estamos teniendo porque eso augura que hacia futuro vamos a poder construir algún consenso”, dijo.

Aunque el oficialista Johnny Araya también celebró el diálogo en torno a las pensiones, su apuesta está en aumentar la cantidad y el monto de las pensiones del Régimen no Contributivo –en la actualidad ronda los ¢74.000 al mes– como una vía directa para combatir la pobreza extrema.

“ A mi me gusta la idea, quisiera verla con más detalle”, le respondió Luis Guillermo Solís.