Nota fue remitida a legación en San José para que explique alcance de actividad

Por: Aarón Sequeira 12 julio, 2013

El Ministerio de Relaciones Exteriores envió el miércoles una nota a la embajada de Estados Unidos en San José en la que pide aclarar si el país fue objetivo de los supuestos programas de espionaje.

Dicha posibilidad fue mencionada, el martes, en una publicación del diario brasileño O Globo, basado en revelaciones del exespía estadounidense, Edward Snowden.

En la misiva, remitida por el canciller a.i., Luis Fernando Salazar, se solicita información sobre los “supuestos programas de monitoreo de comunicaciones electrónicas” puestos en operación en varias naciones de América Latina.

La publicación del diario brasileño dice que en Costa Rica y en otros países como Venezuela, Argentina, Ecuador, Panamá, Nicaragua y Paraguay, se dieron seguimientos mediante los programas Prism y Boundless Informant.

El propósito de estos programas era capturar información de ciudadanos y gobiernos contenida en comunicaciones telefónicas, correos electrónicos y perfiles de redes sociales, como Facebook.

La carta solicita que, en caso de que sea veraz la información sobre el espionaje estadounidense a Costa Rica, la embajada explique los alcances .

“Nosotros queremos que ellos nos confirmen o no si eso ha sido así (el espionaje en Costa Rica). Ellos (Gobierno de Estados Unidos) son la fuente primaria de información”, expresó el canciller, Enrique Castillo.

El ministro de Relaciones Exteriores añadió que esperan una respuesta por la misma vía.

Investigación. De acuerdo con el canciller, también internamente el Poder Ejecutivo hace los esfuerzos para verificar si hubo espionaje.

No obstante, aclaró Castillo, ve muy difícil obtener resultados por tener el país medios “muy limitados” en esta materia de inteligencia y tecnología.

Ante una consulta sobre el tema realizada el martes por La Nación, la embajada de Estados Unidos contestó que el Departamento de Estado responderá las consultas de países “socios y aliados”.

“A pesar de que no haremos comentarios públicos sobre cada presunta actividad de inteligencia específica, como política hemos dejado claro que Estados Unidos reúne inteligencia extranjera como la que colectan todos los países”, agregaron en la nota.

Según O Globo (El Mundo), además de temas militares, el interés de Estados Unidos también se habría centrado en asuntos de comercio y energía en América Latina.