Facturas pendientes corresponden en su mayoría al pago de prestaciones, horas extras, auditoría externa y sistemas informáticos.

 16 julio, 2014

La derrota en la pasada campaña electoral dejó al Partido Liberación Nacional (PLN) en números rojos. La agrupación debe facturas por ¢180 millones.

El tesorero verdiblanco, Alex Sibaja, afirmó que ese fue el monto que arrojó el primer informe de cuentas por pagar de la auditoría interna que se presentó este miércoles. Posteriormente, el Comité Ejecutivo lo pondrá en conocimiento del Directorio Político.

Durante la campaña electoral, el Partido Liberación Nacional (PLN) gastó más de ¢760 millones en la celebración de asambleas, eventos electorales y en la confección de signos externos. | MARIO ROJAS
Durante la campaña electoral, el Partido Liberación Nacional (PLN) gastó más de ¢760 millones en la celebración de asambleas, eventos electorales y en la confección de signos externos. | MARIO ROJAS

Sibaja aseguró que ya se analizó la mayoría de la documentación, pero aún hace falta conocer el estado de algunas facturas, por lo cual el monto que se adeuda no descarta que sea superior.

Prevé que la auditoría arroje un segundo informe final dentro de dos y tres semanas, el cual se entregará posteriormente al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE).

El liberacionista reconoció que el partido carece de los recursos para pagar esa deuda, debido a que los ¢5.259 millones que tiene derecho a cobrar al TSE por concepto de deuda política se utilizarán para cancelar el fideicomiso con el cual se financió la campaña presidencial de Johnny Araya.

EL PLN firmó un acuerdo por ¢6.300 millones con el banco Lafise, de los cuales solo se les giró ¢5.100 millones y se han cancelado ¢200 millones, un 4% de la deuda.

"No voy a hacer valoraciones de si esto es bueno o malo. Ahora tenemos el deber de cumplir con nuestras obligaciones; debemos pagar lo que se adeuda y eso solo se puede hacer con contribuciones privadas o financiamiento externo, que al final también deberá pagarse con contribuciones privadas. No hay otra opción", manifestó el Tesorero verdiblanco.

El PLN adeuda principalmente facturas por concepto de prestaciones del personal permanente, una auditoría externa del fideicomiso con Lafise y un aumento en el pago de horas extras durante noviembre, diciembre y enero pasado, previo a la primera ronda electoral del 2 de febrero.

Además, varios servidores en la nube que se le alquilaron a Racsa y un software para administrar imágenes que se le adquirió a la empresa RICOH.

Desde octubre del 2013 que arrancó la campaña a mayo de este año, el PLN ha cancelado gastos por ¢6.205 millones, según Sibaja.

El déficit financiero del PLN se debe a que el comando de campaña de Araya gastó más del dinero que tienen derecho a cobrar de la deuda política.

Los liberacionistas tenían previsto ganar en primera ronda y obtener al menos el 40% del patrón electoral, cifra que al final fue de solo el 29,71%, según datos oficiales del TSE. Esa situación ocasionó que Liberación solo tuviera derecho a ¢5.259 millones, de los ¢6.000 millones que aspiraba obtener.