Acuerdo verbal con el PUSC y las fracciones cristianos incluye mantenerles a dichos partidos las presidencias en las comisiones legislativas que hoy tienen

Por: Aarón Sequeira, Mercedes Agüero 1 mayo, 2016

Un bloque de seis partidos de oposición llevó este 1.° de mayo, a la presidencia del Directorio legislativo, al diputado Antonio Álvarez Desanti, de Liberación Nacional (PLN).

El verdiblanco fue escogido con 35 votos en la tercera ronda de elección, a eso de las 2:50 p.m., luego de una mañana cargada de recesos y negociaciones.

Álvarez Desanti obtuvo 26 votos directos pero, por ser el candidato con más sufragios, se le sumaron un voto en blanco y ocho nulos que se presume son de la Unidad Social Cristiana (PUSC).

En segundo lugar, quedó la legisladora Emilia Molina, del gobernante Partido Acción Ciudadana (PAC), con 22 votos.

Los restantes cargos del Directorio quedaron repartidos de la siguiente forma: José Alberto Alfaro del Movimiento Libertario en la vicepresidencia, Gonzalo Ramírez de Renovación Costarricense ocupará la primera secretaría y la liberacionista Marta Arauz, la segunda secretaría.

Entretanto, la libertaria Natalia Díaz será juramentada esta noche en primera prosecretaría y la diputada del PLN por Cartago, Paulina María Ramírez, en la segunda prosecretaría.

Para la nueva legislatura el partido de gobierno no tendrá ningún representante en el Directorio legislativo.

La candidatura de Álvarez Desanti surgió el sábado luego de que su compañero de fracción, Juan Luis Jiménez Succar, tuviera que desistir de la postulación porque no obtuvo el apoyo de todos los miembros de la bancada liberacionista.

Para consolidar una presidencia opositora al Gobierno, los partidos que la integran firmó un acuerdo al mediodía. El convenio fue suscrito por las agrupaciones: Unidad Social Cristiana, Movimiento Libertario, Liberación Nacional, Renovación Costarricense, Restauración Nacional y Alianza Democrática Cristiana.

En el pacto, los partidos se comprometieron a impulsar una vía rápida para proyectos de ley de contención de gasto. El es el caso del 19.922, que es una reforma a los regímenes de pensiones, y el 19.923, para racionalizar el gasto público. En ambos, excluirían cualquier artículos que modifique los derechos laborales del Magisterio Nacional.

Además, se plantea vía rápida al plan de Ley para mejorar la lucha contra el fraude fiscal, solo si se garantiza la seguridad de la información de las personas en el registro de accionistas y de beneficiarios finales de las empresas que este proyecto crearía.

Natalia Díaz, Gonzalo Ramírez, Antonio Álvarez, Marta Arauz, José Alberto Alfaro y Paulina Ramírez son los nuevos miembros del Directorio legislativo para el período 2016 - 2017.
Natalia Díaz, Gonzalo Ramírez, Antonio Álvarez, Marta Arauz, José Alberto Alfaro y Paulina Ramírez son los nuevos miembros del Directorio legislativo para el período 2016 - 2017.

Igualmente, en cuestiones fiscales, el PUSC exigió a los firmantes que no apoyen la aplicación de la vía rápida para discutir proyectos de ley destinados a crear nuevos impuestos, promovidos por el Gobierno, hasta que no se haya aprobado en primer debate los planes sobre contención del gasto público.

El Gobierno quiere transformar el impuesto de ventas en impuesto sobre el valor agregado (IVA) y subir la tasa de un 13% a un 15%, así como crear dos nuevos tramos de impuesto de renta a los salarios más altos, de manera que el Ejecutivo pueda dejarse un 20% y un 25% del sueldo en esos casos.

Donde hubo más acuerdo entre rojiazules y verdiblancos es en limitar el crecimiento del gasto corriente, en el Presupuesto Nacional dele 2017, a un 2,5% máximo por encima de la inflación.

Asimismo, el compromiso incluye apoyo a unreforma constitucional para fijar una "regla fiscal", o sea establecer responsabilidades sobre los jerarcas del Gobierno que no aseguren el equilibrio fiscal.

En el punto relacionado al estímulo del crecimiento y del desarrollo económico, se exigió el apoyo a la ley que autoriza el desarrollo de obra pública por fideicomiso (del socialcristiano Humberto Vargas), planes para impulsar el empleo en los jóvenes y suplir las necesidades de empleados en las empresas del sector privado.

Del convenio se excluyeron los proyectos que el bloque cristiano considera atentan contra la vida humana. Por ejemplo, fecundación in vitro, eutanasia pasiva y uniones de convivencia.

"No están esos proyectos dentro de la lista 208 bis (un trámite expedito) esos son iniciativas que llevarán un trámite normal en la Asamblea Legislativa", dijo Antonio Álvarez Desanti en conferencia de prensa luego de ser electo para presidir el Directorio.

El acuerdo real

El acuerdo entre el PLN y el PUSC va, en realidad, más allá del documento firmado, aunque el jefe de los socialcristianos, Gerardo Vargas, haya mantenido todo el día el discurso del rechazo de puestos.

El choque de manos entre liberacionistas y socialcristianos incluye un compromiso verbal para que las fracciones del bloque opositor se dejen las presidencias de las comisiones que hoy tienen, según constató Mario Redondo, de la Alianza Demócrata Cristiana (ADC).

En ese sentido, la Unidad Social Cristiana mantendría las presidencias de las comisiones de Nombramientos y Hacendarios; Redondo la del foro sobre Gasto Público, el Movimiento Libertario en Económicos, el PLN en Internacionales y Abelino Esquivel, de Renovación Costarricense, en Ambiente.

Además, en la plana sobre Niñez y Adolescencia seguiría Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional, y en la Comisión con Potestad Plena Segunda un congresista de Renovación.

"Tampoco renegamos de los puestos. Queríamos enviar una señal al país con los puestos del Directorio. Nosotros tenemos nuestra cuota en las comisiones, quiera el presidente legislativo o no, por la proporcionalidad", explicó Vargas Rojas.

Añadió que aspiran a mantener las mismas presidencias en comisiones que tuvieron hasta este 30 de abril. Añadió que él, por su parte, se podría desprender de alguna, como la Plena Segunda.

El nuevo presidente del Congreso, Antonio Álvarez, confirmó en conferencia de prensa que las comisiones van a tener una "integración similar" al periodo recién concluido.

"Sin embargo, quien las presida lo definirá cada uno de los partidos políticos (del bloque opositor)", concluyó el liberacionista.

Por segunda vez

Esta es la segunda ocasión en la que el verdiblanco Álvarez Desanti preside el Congreso pues ya lo había hecho en la legislatura 1995-1996 durante el gobierno de José María Figueres.

Antonio Álvarez Desanti volvió al PLN con una precandidatura presidencial en el 2013, que finalmente se acabó cuando negoció con Johnny Araya no solo un cargo en su equipo de campaña, sino también una diputación.

El político, abogado de 57 años, fue presidente de Fertilizantes de Centroamérica en 1984, presidente ejecutivo del Consejo Nacional de Producción en 1985,y ministro de Agricultura en 1987 y de Gobernación y Policía en 1988, estos últimos cargos durante el primer mandato presidencial de Óscar Arias Sánchez.

Pero la relación de Álvarez Desanti no siempre ha sido amorosa con Liberación, pues para las elecciones nacionales del 2006 se presentó como candidato presidencial con otra bandera: Unión para el Cambio, agrupación que pese a su derroche económico, solo obtuvo un regidor.

Él se había ido del PLN cuando, para las nacionales del 2006, Óscar Arias Sánchez fue elegido por aclamación como el candidato presidencial en esa ocasión.

Sin embargo, regresó a Liberación luego de que pasó el segundo gobierno de Arias (2006-2010) y regresó durante el mandato de Laura Chinchilla, cuando empezó a trabajar silenciosamente en la tienda verdiblanca.