Ministro de Relaciones Exteriores le pide a cubanos que dejen de llegar a Costa Rica para impedir que emergencia se agrave.

Por: Gerardo Ruiz R., Natasha Cambronero 8 diciembre, 2015
Manuel González cree que hay que considerar la tendencia mundial de unirse en megabloques. | MARIO ROJAS
Manuel González cree que hay que considerar la tendencia mundial de unirse en megabloques. | MARIO ROJAS

San José

Belice rechazó la solicitud que le hizo hace cinco días el Gobierno de Costa Rica para permitir el paso por su territorio de miles migrantes cubanos varados en la frontera con Nicaragua.

La solicitud se originó en la negativa previa de Guatemala para admitir a los casi 5.000 isleños. Estos migrantes quedaron varados en territorio costarricense desde el 15 de noviembre, cuando Nicaragua decidió cerrar su frontera al considerar que representaban un peligro para su sobernía.

La noticia del rechazo de Belmopán la dio a conocer el canciller Manuel González la noche de este martes.

De acuerdo con el jerarca, Belice consideró que la solución a la crisis migratoria de los cubanos debe tratarse dentro del marco regional del Sistema de Integración Centroamericana (SICA), procurando soluciones regionales, alternativa que Costa Rica exploró sin éxito, durante la reunión de cancilleres centroamericanos el 24 de noviembre en El Salvador.

"Allí (en esa reunión) estuvo Belice debidamente representada y conocía de los impedimentos argumentados por Nicaragua para que se pudiera dar esa solución regional. Por lo tanto, nos sentimos desilusionados de esta disposición", manifestó.

González también criticó la falta de apoyo y solidaridad de los países de la región "en una situación que se agrava día a día" y que, según él, "debe ser atendida de inmediato por aquellos naciones que pueden colaborar en la búsqueda de una solución pronta".

Llamado a migrantes. El canciller aseguró que Costa Rica seguirá en la búsqueda de una solución por las vías diplomáticas al tiempo que pidió calma a los migrantes varados en la frontera norte.

González hizo un llamado a los cubanos que vienen en tránsito desde Suramérica para que se detengan y no ingresen al país con el fin de no agravar la situación.

"Está a punto de convertirse en una verdadera crisis humanitaria en virtud de que tenemos ya 26 albergues y nuestras capacidades son muy limitadas y no vamos a estar en condición de atenderlos adecuadamente. Deben detenerse por el bienestar de ellos mismos y de los que están ya en Costa Rica", advirtió el jefe de la diplomacia tica.

La migración cubana es provocada por su afán de llegar a Estados Unidos para obtener los beneficios de una ley conocida como"pies secos, pies mojados", que data de 1966, según la cual todo cubano que toque su suelo debe ser recibido. Así, con solo llegar a la frontera México-Estados Unidos, los cubanos se garantizan ser aceptados por el gobierno estadounidense.