Vendedores aseguran que el calor y el amor de la gente por el Presidente los hace vender más

Por: Irene Rodríguez 8 mayo, 2014

Desde las 6 a.m., los diferentes costados del Estadio Nacional tenían también el rostro de un mercado muy diverso.

No importa si la gente llega al traspaso sin bandera, sin sombrero para protegerse del sol, con hambre o en busca de un recuerdo del momento histórico: ¡Ahí encontraba lo que necesitaba!

Banderas de Costa Rica y del Partido Acción Ciudadana (PAC), sombreros de distintos colores, variedad de comida y recuerdos con la fotografía del nuevo Presidente, son parte de la gran cantidad de productos que se podían conseguir.

Los hambrientos tenían en el costado este del Estadio a dos familias que vendían carne asada y refrescos. Muchas personas pudieron comer ahí algo mientras hacían fila para ingresar. Un pincho de carne en ¢ 500.

Muchas personas esperan que se abran las puertas en el Estadio Nacional.
Muchas personas esperan que se abran las puertas en el Estadio Nacional.

"Todos los 8 de mayo venimos, la gente viene con hambre y las filas son largas, entonces nosotros aprovechamos", contó Alejandra Mendoza mientras preparaba carne asada.

A quienes se les olvidó el sombrero o la gorra para taparse del sol, y la sombrilla para el aguacero que se pronostica para el mediodía, una decena de vendedores salían al rescate para encargarse, además, de que la gente entrara al Estadio con bandera.

"Yo aquí vendo banderas y gorritos. Tengo sombreros con los colores de la bandera nacional para que la gente entre a celebrar", dijo Giovanni Castro, quien viajó desde Cartago para hacer su agosto este 8 de mayo.

Y si lo que recuerdo del Presidente, Jesús González venda foto de Luis Guillermo Solís en ¢1.000.

"Hace cuatro años lo hice con doña Laura (Chinchilla, mandataria saliente) y me funcionó. Vamos a ver cómo me va este año", dijo.

En las afueras del Estadio, otros vendedores también buscan disfrutar de la fiesta de traspaso.

Un ejemplo es José Monge, vecino de Pavas, en San José, quien llegó a vender empanadas pero buscó una ubicación en la que él sabe que podrá ver algo de lo que sucede dentro del Estadio.

Etiquetado como: