Gílbert Calderón A., procurador de la Ética Pública

Por: Jessica Rojas Ch. 11 febrero, 2013

¿Cuántas denuncias de las que ustedes reciben terminan en casos penales?

Si determinamos que los hechos que se nos denuncian corresponden a eventuales delitos, realizamos la denuncia respectiva ante el Ministerio Público y pasamos a formar parte de la investigación, participando incluso en el eventual juicio que se realice. El año pasado trasladamos dos casos como denuncia penal.

¿Está creciendo la corrupción o la falta de ética entre los funcionarios públicos?

La gente ahora tiene más conciencia de que denunciar es una forma de combatir la corrupción. Sin embargo, me parece que sí se ha dado un incremento de la falta de ética y corrupción en la función pública.

¿Tienen capacidad para atender todos estos asuntos?

A pesar de que los recursos de la Procuraduría de la Ética son escasos, procuramos atender de la mejor manera posible todos los asuntos que se sometan a nuestro conocimiento.