Roberto Jiménez, quien conserva plaza en una institución regulada pro la Aresep, dirigirá esta última entidad

Por: Aarón Sequeira 7 abril, 2016
Este jueves se suspendió la sesión del plenario legislativo por falta de quorum, ante la ausencia de 23 de los 57 diputados.
Este jueves se suspendió la sesión del plenario legislativo por falta de quorum, ante la ausencia de 23 de los 57 diputados.

La ausencia de 23 diputados allanó, esta tarde, el camino para la ratificación automática de Roberto Jiménez, actual director de la Autoridad Presupuestaria, como nuevo regulador general.

Roberto Jiménez compareció ante los diputados. | JEFFREY ZAMORA
Roberto Jiménez compareció ante los diputados. | JEFFREY ZAMORA

Jiménez, quien además conserva una plaza en el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), podrá asumir al cargo luego de que el plenario legislativo no lograse hacer cuórum. Lo sucedido apunta principalmente al partido de gobierno, Acción Ciudadana (PAC), pues 9 de sus 13 legisladores faltaron en sus curules, a la hora de la sesión.

El presidente del Congreso, el socialcristiano Rafael Ortiz, había fijado para la tarde y la noche del jueves para la discutir la ratificación del candidato del Gobierno para dirigir la Autoridad Reguladora de los Servicios Públicos (Aresep).

Varias agrupaciones de la oposición querían traerse abajo al candidato, por el hecho de que conserva un vínculo con el ICE, una de las instituciones cuyas tarifas eléctricas él deberá regular desde la Aresep.

El regulador general dirige la institución que fija las tarifas de los servicios públicos, como electricidad, agua y buses, con base en los costos que alegan las entidades públicas y empresas que los prestan. A la Aresep le corresponde revisar la racionalidad de estos.

Las otras ausencias se dieron en el Frente Amplio, donde solo llegaron cuatro de los nueve parlamentarios; tampoco se presentaron cinco de los 18 liberacionistas, así como dos socialcristianos, un libertario y la independiente afín al Gobierno Carmen Quesada.

En la víspera, siete cámaras empresariales se habían opuesto al nombre propuesto por la administración de Luis Guillermo Solís, al exigir un regulador independiente de cualquier entidad regulada.

Según la Ley Orgánica de la Aresep, si los diputados no rechazan el candidato propuesto para regulador en el término de un mes, el nombramiento queda ratificado. El plazo se vence el sábado, pero hoy era la última sesión de esta semana.

Franklin Corella, del PAC, negó que la ausencia de nueve de sus compañeros obedezca a una movida estratégica, aunque se dijo satisfecho de que se logrará ratificar a Jiménez.

"Estoy satisfecho porque se elige una persona con un currículum importante. De todas formas, en la Aresep hay contrapesos para evitar situaciones irregulares", afirmó.

Por su parte, el legislador de la Alianza Demócrata Cristiana (ADC), Mario Redondo, aseguró que en la estrategia confluyeron varias actores para una "vergonzosa y burda maniobra al estilo más amañado de la política tradicional".

Añadió que a él no le quedó clara la posición del PLN en el tema; dice que les faltó claridad. "Esto no se queda aquí, no sé qué hay detrás de esto, pero no lo vamos a dejar pacíficamente, vamos a acudir a las instancias correspondientes", apuntó Redondo.

Sobre la falta de claridad a favor o en contra del candidato a regulador, el jefe liberacionista, Julio Rojas, eludió acusaciones sobre un contubernio, aunque su partido seguía analizando cómo votarí aún minutos antes del inicio de la sesión.

"Si otra fracción hace números para que se rompa el cuórum, es una bofetada a la democracia y al funcionamiento de la Asamblea. Nosotros no escondemos nada", adujo Rojas.