Por: Mercedes Agüero 2 febrero, 2014

La hora de la verdad llegó. Los ticos tienen hoy una cita con las urnas y los cinco candidatos con mayor probabilidad de convertirse en el próximo presidente de la República les envían un mensaje de su propio puño y letra.

La Nación invitó esta semana a Johnny Araya, Otto Guevara, Rodolfo Piza, Luis Guillermo Solís y José María Villalta a plasmar, en una hoja en blanco, un último pensamiento para los ciudadanos.

La caligrafía de los aspirantes se llenó de compromisos, agradecimientos y un último llamado a vivir la fiesta electoral acudiendo a las urnas.

El liberacionista Johnny Araya, en una combinación de letras mayúsculas y minúsculas, reiteró su compromiso de trabajar “por un país más solidario, que produzca más y distribuya mejor”

Otto Guevara, del Movimiento Libertario, firmó un pacto de honradez con los costarricenses e hizo una promesa para mejorar su calidad de vida.

En una línea similar, Rodolfo Piza, del PUSC, sostiene que en su corazón lleva un registro de “las ilusiones y angustias” de las comunidades que ha visitado y ofrece un gobierno con temor a Dios.

Entretanto, otro de los candidatos que renunció a la cursiva, Luis Guillermo Solís, del PAC, agradece la confianza de quienes lo apoyan y envía un abrazo compartido a nombre de sus hijos y de su compañera.

Por su parte, José María Villalta aprovecha sus seis líneas de texto para hacer un llamado a votar por el amarillo y negro del Frente Amplio con la promesa de que “los mejores días están por venir”.