Legisladores a favor de moción aprobada aceptan que Congreso adquiere “compromiso moral” ante el país

Por: Gerardo Ruiz R. 25 marzo, 2014
El diputado Justo Orozco dijo que la declaratoria de la Asamblea como institución defensora de la vida lanza una señal del Congreso en contra de proyectos como la fecundación in vitro y sociedades de convivencia entre homosexuales.
El diputado Justo Orozco dijo que la declaratoria de la Asamblea como institución defensora de la vida lanza una señal del Congreso en contra de proyectos como la fecundación in vitro y sociedades de convivencia entre homosexuales.

San José

El plenario de la Asamblea Legislativa aprobó por unanimidad una moción y se declaró como “institución promotora y defensora del derecho humano a la vida desde el momento de la concepción”.

La moción fue impulsada por el diputado y pastor evangélico Carlos Avendaño, de Restauración Nacional, a propósito de la celebración del 25 de marzo como el “Día Internacional de la Vida antes de nacer”.

El diputado Justo Orozco, de Renovación Costarricense, quien votó a favor de la moción, reconoció que la misma “compromete moralmente” al Congreso a respaldar proyectos de ley que defiendan el derecho de la vida antes del nacimiento.

“La moción es una señal muy clara para los próximos diputados de que estamos en contra del ‘combo de la muerte’ que lo forman los proyectos a favor del aborto, la fecundación in vitro (FIV) y las sociedades de convivencia entre homosexuales”, sostuvo el legislador.

Los diputados Luis Gerardo Villanueva y Luis Antonio Aiza, ambos del Partido Liberación Nacional (PLN), se pronunciaron a favor de la moción.

“Yo creo mucho en Dios, en la familia, amo a mi familia y, en ese sentido, (la moción) es darle a este país una concepción de lo que es vivir en familia. Nosotros, como diputados, tenemos a veces nuestros pleitos, pero queríamos decirle al país que queremos una nación unida alrededor de Dios”, afirmó Aiza.

En contra. Pero no en todos los sectores cayó bien la noticia del aval a la declaratoria de la Asamblea como institución “provida”.

La diputada Carmen Muñoz, jefa de fracción del Partido Acción Ciudadana (PAC), sostuvo que a ella no se le consultó la moción y agregó que de haber estado presente al momento de su votación, la hubiera rechazado.

“El tema es controversial. Creo que todos defendemos la vida, pero tenemos diferencias de cuándo inicia la vida humana. Me parece que la moción tiene intereses ocultos, como ser obstáculo para la aprobación de proyectos como el de la FIV. Es paradójico que los diputados que defienden la vida hagan hasta lo imposible para que no se apruebe un proyecto que da vida”, sostuvo Muñoz.

Su compañera de fracción, María Eugenia Venegas, también reaccionó con molestia y arremetió contra los diputados de su bancada que votaron a favor de la declaratoria. “Cuando yo veo estas embestidas cargadas de una pasión irreconocible en ciertas gentes sobre el tema de la sexualidad y la reproducción recojo textos de ética (…). Leer estos documentos alienta a ver otras posiciones sobre un tema que pasa por el conocimiento y la fe de cada personas”, opinó.

La Asamblea Legislativa aún tiene pendiente debatir el plan que reglamentaría la práctica de la FIV en el país debido a que el texto para lograr ese objetivo está frenado por más de 300 mociones presentadas por Carlos Avendaño.