Por: Aarón Sequeira 22 marzo, 2014

La administración de la Asamblea Legislativa dio ayer un curso rápido de tres horas a los diputados para el periodo 2014-2018 sobre los diversos beneficios que recibirán y el proceso y reglas que tendrán que cumplir para poder legislar.

Entre los temas figuraron el derecho a una línea telefónica, el uso de seis asesores legislativos a que tienen derecho y el nuevo edificio.

A la cita llegaron 45 de los 57 nuevos diputados, muchos de los cuales carecen de experiencia en asuntos relacionados con el Congreso.

Entre los que sí repiten están Rolando González y Antonio Álvarez Desanti (Liberación Nacional), Otto Guevara (Movimiento Libertario), Ottón Solís (Acción Ciudadana), así como Mario Redondo (Alianza Demócrata Cristiana).

Víctor Morales, aún del PAC, estuvo en la inducción. | JONATHAN JIMÉNEZ.
Víctor Morales, aún del PAC, estuvo en la inducción. | JONATHAN JIMÉNEZ.

Para Solís, el próximo gobierno tiene el reto de devolver el prestigio a la Asamblea. “Hay tres razones que desacreditan a los diputados: el uso del Reglamento para obstruir, excesos con recursos públicos, como los viajes al exterior y (...) la politiquería”, enfatizó.

El curso también sirvió para zanjar disputas por oficinas entre el Frente Amplio y la Unidad Social Cristiana. Según el director ejecutivo del Congreso, Antonio Ayales, ese tema ya tuvo punto final.