Por: Álvaro Murillo 12 octubre, 2014

Pasó varios meses callado y rechazando entrevistas, recuperándose de una operación en una pierna y atento al gobierno de Luis Guillermo Solís, sin opinar públicamente sobre él ni sobre lo que pasa en el Partido Liberación Nacional (PLN).

Pero seis meses bastaron para que decidiera meterse en la discusión sobre las finanzas públicas en un artículo de opinión, el principal problema nacional, como lo calificó después en una entrevista de casi una hora concedida al canal CB24.

En esta entrevista volvió a criticar al gobierno de Laura Chinchilla, por separarse de la continuidad, y a Johnny Araya como candidato, pero sobre todo al gobierno de Solís: “Rige un neoestatismo pasado de moda y de recuperar un Estado social de derecho que no sé qué significa”.

También calificó como “absurdo” esperar dos años para presentar proyectos de nuevos impuestos y como “utopía” eliminar el Consejo Nacional de Concesiones (CNC).

“La mayor oposición del partido de gobierno (Acción Ciudadana) son sus propios diputados; es muy divertido”, dijo al periodista mexicano Alberto Padilla.

Arias agregó que envidia a México por haber logrado un acuerdo de partidos políticos (Pacto por México) y por el proceso de apertura en el sector petrolero.

El expresidente dijo que la base de los problemas actuales es el sistema tributario regresivo, que tratará este miércoles en una reunión con diputados. Aseguró que en su gobierno (2006-2010) intentó una reforma fiscal. “Pero no me dieron los votos”. No obstante, él nunca concretó propuesta alguna en el Congreso.

Arias ha tocado el tema con un grupo de políticos que se reúnen periódicamente en su casa, entre los que están los exministros Guillermo Zúñiga, Fernando Zumbado, Marco Vinicio Ruiz y María Luisa Ávila, además de los exembajadores Jorge Urbina y Luis París, contó el exdiputado Víctor Hugo Víquez.

No se conocen aún, sin embargo, posibles cartas electorales dentro del movimiento arista.