Por: Esteban Oviedo 1 agosto, 2014

Mientras los artesanos de la calle 13 bis celebraron la decisión del presidente Luis Guillermo Solís de otorgarles la vía donde trabajan en San José, la Municipalidad de San José se enfadó.

Solís anunció ayer que la calle, ubicada al oeste de la plaza de la Democracia, ya no será un bien público, sino que pasará a manos de los artesanos que operan allí desde hace 20 años.

Para ello, el presidente levantó el veto con el que el expresidente Óscar Arias frenó en el 2009 el proyecto de ley que les traspasaba la calle. Lo anunció el día en que la Municipalidad de San José sorteó los locales del nuevo Centro Municipal de Comercio Artesanal, al que planeaba trasladar 88 artesanos al costado sur de la plaza de las Garantías Sociales, este domingo.

“El presidente entendió que somos embajadores de la cultura. No tenemos palabras para explicar lo que sentimos. Eso no es solo para 88 arrendatarios, sino también para 88 familias, colaboradores y proveedores. Somos como 5.000 personas”, dijo Juan Rodríguez, presidente de la Asociación del Mercado de Artesanía y Pintura.

Los artesanos reclamaban que el nuevo sitio, ubicado en el edificio conocido como El Frontón, no es apto para atraer turistas.

Solís agregó que este será el primer paso para construir un nuevo edificio para albergar a los artesanos, a fin de cumplir con las medidas que ordenó el Ministerio de Salud.

Rafael Arias, asistente de la Alcaldía de San José, calificó de inoportuna e invasora la decisión del presidente. El funcionario dijo que estaban a punto de recuperar la calle para el uso público.

Arias sostuvo que la Municipalidad invirtió ¢750 millones en la construcción de un nuevo mercado que se hizo según las instrucciones de los artesanos. “No entendemos por qué, cuando el mercado ya está en condiciones óptimas y legales. Nos parece inoportuno. Les causa una crisis al municipio y a la ciudad en el interés en recuperar esa calle”.

Arias agregó que se viola la autonomía municipal y llevarán el caso a la Sala IV.

Alegó que ni siquiera se les avisó y dijo que seguirán con la apertura del nuevo mercado.