Seguridad, recolección de desechos, transporte público y recuperación de monumentos fueron los temas sobre la mesa

Por: Gerardo Ruiz R. 25 febrero, 2016
El alcalde electo de San José, Johnny Araya (izq), se reunió este jueves con el presidente Luis Guillermo Solís, en Casa Presidencial. Ambos conversaron sobre problemas que afectan a la ciudad de San José.
El alcalde electo de San José, Johnny Araya (izq), se reunió este jueves con el presidente Luis Guillermo Solís, en Casa Presidencial. Ambos conversaron sobre problemas que afectan a la ciudad de San José.

Casa Presidencial

Dos antiguos rivales por la Presidencia de la República en la campaña del 2014 se reencontraron este jueves en Casa Presidencial.

Luis Guillermo Solís, quien resultó vencedor, y Johnny Araya, quien perdió en esas elecciones, se reunieron en el despacho del primero. No para conversar sobre el pasado, sino sobre el futuro, específicamente el de San José.

En su retorno a la política, Araya resultó elegido como alcalde capitalino el pasado 7 de febrero, por lo cual volverá a la silla principal del ayuntamiento a partir del 1.° de mayo entrante.

Araya ya había sido ejecutivo municipal y alcalde de San José por más de 20 años, siempre en representación del Partido Liberación Nacional (PLN), ahora regresará a la Alcadía por el cantonal Alianza por San José.

Tras la cita, que duró poco más de una hora, el alcalde electo comentó que trató con el presidente Solís temas como el transporte público de la capital, específicamente sobre el proyecto para poner a funcionar un tranvía, sobre la recolección de desechos sólidos, sobre seguridad comunitaria y la recuperación de espacios públicos, así como de monumentos que han quedado en el abandono.

Uno de estos es la estatua del presidente José Figueres Ferrer, que fue removida de la plaza de la Democracia.

En diciembre del 2015, cuando se celebraron los actos de la Abolición del Ejército, Luis Guillermo Solís anunció que está entre sus planes de corto plazo reinstalar la estatua en su antiguo sitio.

"Fue una reunión cordial. Coincidimos el presidente y yo en que es necesario echar a andar los planes para variar regulaciones y normas para abaratar los costos de la construcción y seguir adelante con el plan de repoblamiento de San José para beneficiar, principalmente, a sectores de menos ingresos", dijo el futuro alcalde.

Sobre el transporte público, Araya dijo que informó a Solís sobre el proyecto de factibilidad del tranvía, estudio que se concluyó durante su gestión pasada como alcalde.

"Es un estudio que costó cerca de un $1 millón, financiado por el Gobierno de Francia y que viene a ser una excelente alternativa, no como la respuesta al problema de transporte público de la capital, sino como parte de la solución. Hemos convenido que en los próximos días voy a tener reuniones con jerarcas del Ministerio de Obras Públicas y Transportes para analizar este tema", explicó.

Johnny Araya también le planteó al mandatario sus planes de seguir construyendo megaterminales de autobuses en la capital, en sociedad con el sector privado.