Por: Aarón Sequeira 12 febrero, 2014

Tres diputados del Partido Accesibilidad Sin Exclusión (PASE) trasladaron su apoyo al candidato presidencial de Liberación Nacional (PLN), Johnny Araya, a su trabajo en la Asamblea Legislativa.

Desde el regreso a sesiones, el 4 de febrero, los legisladores Rita Chaves, Víctor Emilio Granados y Martín Monestel han participado en reuniones de la bancada verdiblanca, por invitación del jefe del PLN, Edgardo Araya.

Este lunes, además, visitaron la residencia de Araya, en Rohrmoser, en la reunión a la cual fue invitada la fracción liberacionista.

“Desde que el PASE tomó el Directorio con el PLN no se ha roto el pacto. Incluso, dimos los votos para que este año Liberación presida el Congreso”, dijo Granados.

Los tres congresistas del PASE fueron declarados no gratos por el Comité Ejecutivo del Partido por anunciar su apoyo a Araya.

Óscar López, presidente del PASE, pidió en agosto que Chaves, Granados y Monestel renunciarán a sus curules en el Congreso.

Sin embargo, las leyes les permite mantener los escaños, a pesar del divorcio con el partido que los llevó a la Asamblea Legislativa.

El cuarto parlamentario del PASE en este cuatrienio, José Joaquín Porras, se declaró independiente por diferencias con su bancada.

Consultado sobre divergencias con Liberación en asuntos legislativos, Granados solo destacó cercanías. Afirmó que han pedido que se convoque el proyecto de donación de órganos y una iniciativa contra el maltrato animal.

Chaves, quien funge como jefa de fracción del grupo, aduce que se inclinan por “unir esfuerzos con fracciones que estén trabajando para sacar adelante la tarea”.