Debate se atiza por la división dentro del PAC y el tema de las plazas del PUSC

Por: Álvaro Murillo 21 noviembre, 2014
El director ejecutivo de la Asamblea Legislativa, Antonio Ayales (izq.), conversa con el presidente legislativo, Henry Mora (PAC), y el socialcristiano Jorge Rodríguez (centro), durante la comparecencia de 90 minutos ante la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público. | PABLO MONTIEL
El director ejecutivo de la Asamblea Legislativa, Antonio Ayales (izq.), conversa con el presidente legislativo, Henry Mora (PAC), y el socialcristiano Jorge Rodríguez (centro), durante la comparecencia de 90 minutos ante la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público. | PABLO MONTIEL

Los recientes y polémicos nombramientos dentro de la gruesa planilla del Congreso fueron ayer objeto de una exaltada sesión de la Comisión de Control de Ingreso y Gasto Público, salpicada, además, por la división interna en la bancada oficialista del Partido Acción Ciudadana (PAC) y supuestos cálculos para la elección del Directorio el 1.° de mayo del 2015.

Sarcasmo, recriminaciones y cuestionamientos abundaron durante la inusual comparecencia del actual Directorio legislativo, presidido por el oficialista Henry Mora, quien recibió críticas de su compañera de fracción Epsy Campbell, así como del libertario Otto Guevara.

Mora, acompañado de los miembros del Directorio que pertenecen al Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), defendió cada uno de los nombramientos puestos en duda y hechos en meses pasados en una planilla que alcanza los 1.025 funcionarios, para un promedio de casi 18 por cada diputado, la cual consume el 80% del presupuesto de la Asamblea.

Aunque el plan de gastos para el Congreso creció solo 1% en términos reales para el 2015 (para un total de ¢35.000 millones), es cuestionado por Campbell, Guevara y el también oficialista Ottón Solís, quien se mantuvo callado durante los 90 minutos que duró la comparecencia.

Ellos censuran una serie de designaciones y movimientos de plazas acordadas por el Directorio, entre esas, la elección de la presidenta interina de Acción Ciudadana, Kattia Martín, en una plaza de un chofer jubilado que fue recalificada y asignada a un departamento que no la requiere. “Es espantoso”, manifestó Guevara en la sesión.

“Sus atestados la hacen idónea y competente para el puesto que le fue asignado”, defendió Mora e insistió en que el Directorio tiene la potestad para ello, aunque anunció que este y otros nombramientos fueron enviados a la Dirección del Servicio Civil, con el fin de que se analice si hubo irregularidades.

Mora sí reconoció que la cantidad de plazas legislativas es excesiva, por lo cual reiteró la necesidad de impulsar un plan de movilidad laboral que alcance ojalá al 10% de la planilla al final de este cuatrienio. Eso implicaría un ahorro de ¢7.643 millones al cerrar el periodo, agregó.

Sin embargo, el presidente legislativo aprovechó para rechazar los cuestionamientos de su compañera Campbell: “está buscando el pelo en la sopa”, le dijo mirándola a los ojos.

Después, el segundo secretario del Directorio, Jorge Rodríguez (del PUSC), afirmó que las preguntas fueron planteadas pensando en la elección del nuevo Directorio, el 1.° de mayo del 2015 y en el deseo de remover a sus actuales miembros. Mientras tanto, Ottón Solís seguía callado.

Otro legislador del PUSC e integrante del Directorio, Luis Vásquez, tomó el micrófono para recordar gestiones que, según él, ha hecho Otto Guevara para tener más personal a su disposición, incluida la supuesta contratación de su hermano, Peter Guevara, sin funciones en el Congreso.

“Eso no es cierto”, le respondía el libertario en uno de los varios cruces de palabras de la sesión, de 1:15 p. m. a 2:45 p. m. Ottón Solís se mantenía en silencio, pues cedió su tiempo a Campbell.

Al final, sin tiempo para continuar, el Directorio quedó convocado para retomar el próximo jueves el tema ante la Comisión. La situación es inusual, pues el Directorio es el máximo órgano administrativo del Congreso y ahora debe acudir a dar explicaciones, mientras se desarrolla en paralelo el debate sobre el Presupuesto de la República 2015, que se dirime en la Comisión de Asuntos Hacendarios, la cual es presidida por Solís.

“Aquí seguimos hasta el 1.° de mayo”, expresó Rodríguez medio en broma, quien subrayó no haber firmado nunca compromisos éticos como los que el PAC establece para sus diputados; por tanto, no tendría por qué limitarse en los nombramientos.

Acabada la sesión, sí contestó preguntas de los periodistas Ottón Solís, uno de los mayores abanderados de realizar recortes a los presupuestos públicos en estos tiempos de déficit fiscal.

“Lo que veo es que los del PUSC han recibido muchas plazas, están en el Directorio y están muy agradecidos, están felices. Son acuerdos políticos y legales, pero el tema aquí no es la legalidad ¿Se vale hacer nombramientos innecesarios con recursos de los costarricenses?”, declaró.

Consultado sobre si volvería a dar su voto por los actuales miembros del Directorio, Solís prefirió retornar a su silencio.