Por: Esteban Mata Blanco 8 mayo
La alcaldesa de Pococí Elibeth Venegas considera como una falta ética el que le ocultaran información sobre el vencimiento de la Convención Colectiva.
La alcaldesa de Pococí Elibeth Venegas considera como una falta ética el que le ocultaran información sobre el vencimiento de la Convención Colectiva.

La alcaldesa de Pococí, Elibeth Venegas, vetó esta tarde al aumento salarial de un 3,5% que el Concejo Municipal de su cantón aprobó, para el personal de la Municipalidad, a solicitud del sindicato interno.

En un escrito de ocho páginas presentado a la Secretaría del Concejo, la alcaldesa y exdiputada por el PLN solicitó a los regidores dejar sin efecto el incremento, alegando que este carece de estudios técnicos.

El 28 de abril, la mayoría de los miembros del Concejo aprobó el ajuste, sin necesidad de una comisión negociadora, a solicitud del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Municipalidad de Pococí.

"Es mi deber y responsabilidad hacer la salvedad ante el órgano colegiado del error cometido en aras de salvaguardar la estabilidad financiera del Municipio, ya que no existe ningún estudio técnico que respalde el aumento aprobado por el Concejo Municipal de Pococí", escribió la alcaldesa.

"Debe existir un adecuado fundamento técnico que permita vincular el aumento no solo con la capacidad financiera de la entidad para hacerle frente, sino además la idoneidad de esa medida con respecto a la consecución de los fines de interés público que persigue la administración", continuó.

Mientras a los empleados municipales de Pococí se les otorgó un incremento del 3,5%, el aumento otorgado para los empleados del Gobierno central fue de un 0,76%.

"No estoy en contra de que los empleados municipales disfruten de un aumento salarial justo, no obstante, la forma en como fue planteado y tramitado este aumento no siguió los parametros legales requeridos, ni responde a los principios de proporcionalidad y equidad social", dijo Venegas.

Ella pidió a los regidores echar atrás su decisión. En caso de que no lo hagan, llevaría el acuerdo al Tribunal Contencioso.

El secretario general del Sindicato Unitario de Trabajadores de la Municipalidad de Pococí, Franklin Venegas, defendió el incremento, aduciendo que el mismo le permitirá a los funcionarios llevar "un kilo de arroz y un kilo más de frijoles a nuestras mesas".

El presupuesto de la Municipalidad para el 2017 es de ¢10.300 millones, por lo que, con los aumentos, a criterio de la propia Venegas, el municipio gastaría el 28,28% de su prespuesto en salarios.