Por: Gerardo Ruiz R. 7 febrero
La presidenta del FA, Patricia Mora (de pie) cuestionó que su compañero de bancada, Edgardo Araya (sentado, der.) únicamente sancionara verbalmente a un asesor de su despacho que utilizó un celular del Parlamento para promover su precandidatura a diputado para la campaña política del 2018.
La presidenta del FA, Patricia Mora (de pie) cuestionó que su compañero de bancada, Edgardo Araya (sentado, der.) únicamente sancionara verbalmente a un asesor de su despacho que utilizó un celular del Parlamento para promover su precandidatura a diputado para la campaña política del 2018.

Marco Tulio Araya Barboza, jefe de despacho del diputado y precandidato del Frente Amplio, Edgardo Araya, utilizó una línea celular propiedad de la Asamblea Legislativa para promocionarse como aspirante a diputado por Alajuela dentro de su partido para el 2018.

A raíz de ello, el legislador sancionó verbalmente a su subalterno, pero la presidenta de la agrupación, la diputada Patricia Mora, considera que un caso de este tipo debe ser castigado con severidad por tratarse de una "conducta absolutamente indebida".

"Sobre este punto voy a ser absolutamente enfática: en el FA somos enormemente celosos de la manera con que se gestionan los recursos públicos, sea este una hoja de papel de uno de nuestros despachos, un teléfono asignado por la Asamblea. Así que yo, en este caso, tengo que decir que la acción del funcionario cuenta con mi absoluta reprobación pues transgrede los lineamientos del partido (...). Nosotros sancionaremos con extrema severidad cualquier desvío de una sola peseta que sea de los fondos públicos", recalcó la parlamentaria.

Mora agregó que conversará con Edgardo Araya, quien también es su jefe de fracción, para que le asegure que situaciones similares no se volverán a repetir durante la precampaña y la campaña política rumbo a las elecciones presidencial del 2018.

Este es el mensaje que Marco Tulio Araya, jefe de despacho del frenteamplista Edgardo Araya, envió desde un teléfono propiedad de la Asamblea Legislativa.
Este es el mensaje que Marco Tulio Araya, jefe de despacho del frenteamplista Edgardo Araya, envió desde un teléfono propiedad de la Asamblea Legislativa.

El mensaje que desató los cuestionamientos de la presidenta del FA fue enviado por Marco Tulio Araya a principios de enero del 2017 desde una línea celular propiedad del erario público. La Dirección Ejecutiva del Parlamento confirmó por escrito que el número pertenece al Poder Legislativo y que fue cedido para uso del diputado Edgardo Araya.

Este, por su parte, explicó que cedió la línea a su jefe de despacho para que realizara las labores propias de la coordinación de su labor legislativa. Pese a lo sucedido, el funcionario todavía conserva en su poder el número móvil del Parlamento.

En su mensaje, Marco Tulio Araya se refiere a los miembros de un chat denominado "FA Provincia de Alajuela" para indicarles que sus intervenciones en dicho espacio lo motivan a presentarse "como precandidato a la diputación por la provincia de Alajuela" y anuncia: "Participaré en los encuentros, reuniones y actividades cantonales o provinciales que tengan a bien invitarme".

Araya cerró el mensaje que envió a través del teléfono del Congreso diciéndoles a sus interlocutores: que está abierto a contestar todas las preguntas "que quieran hacerme por este o por cualquier otro medio".

La administración del Congreso asigna a cada uno de los 57 diputados una línea celular y varias líneas telefónicas fijas para el desempeño de sus funciones; el gasto mensual entre todos esos teléfonos no puede superar los ¢161.000 que cubre el Parlamento. El excedente sobre ese monto lo debe cubrir el diputado.

Pese a la posición de Patricia Mora, el parlamentario Araya cree que él actuó bien al sancionar verbalmente a su jefe de despacho.

"Inmediatamente lo amonestamos. Yo lo llamé, lo amonesté, le hicimos la advertencia. Me dice que él se confundió, que tenía los dos teléfonos y que él no se percató. Yo lo amonesté, le dije que eso no se podía repetir y, efectivamente, él cambió y puso su teléfono personal en ese chat (del FA Provincia de Alajuela) y después de ahí entiendo que eso no se volvió a repetir. Si lo vuelve a hacer, obviamente se tomarán otras medidas", explicó Edgardo Araya.

El diputado dijo que "el error" de su asesor no configuró pérdida de confianza de su parte.

El asesor Marco Tulio Araya Barboza conversó con este diario y reafirmó que el uso del celular del Parlamento para lanzar su precandidatura para diputado por Alajuela se debió a una equivocación, y consideró que su falta ya recibió la sanción adecuada.

Matices. Pese a que la presidenta del FA reconoce como "absolutamente reprochable" la conducta del funcionario, Edgardo Araya dijo que lo ocurrido tiene matices distintos a los abusos de recursos públicos en campaña política que cometieron otros partidos en el pasado.

"Hay dos mensajes en particular: se llamó la atención y se cortó esa situación. Él aceptó que fue un error, que se había confundido, que no fue algo intencional y ya. De ahí en adelante no ha vuelto a pasar nada, que yo tenga conocimiento", zanjó.

Hasta la fecha Edgardo Araya es el único frenteamplista que ha anunciado su interés de postularse a la candidatura presidencial de su partido.

En círculos del FA ven a Edgardo Araya cercano de José María Villalta, quien evalúa postularse nuevamente como candidato a diputado por San José para retornar a la Asamblea Legislativa en el 2018.

Patricia Mora dijo que lo sucedido en la jefatura de fracción no afecta las aspiraciones presidenciales de Araya, aunque reconoció que su partido debe ser "doblemente celoso" con el uso de los recursos públicos por estar bajo un ojo avizor muy severo.

"Tengo la impresión de que si una persona envía uno o dos WhatsApp no está afectando una candidatura, pero de ninguna manera le estoy quitando gravedad al hecho, pueden haber sido 2 o 200 whatsapp, no se puede enviar ni uno solo desde un teléfono de la Asamblea", opinó.

Mora adelantó que, en este caso, el Comité Ejecutivo del FA puede solicitarle al Tribunal de Ética del partido que actúe de oficio y que indague si el funcionario cometió una falta que vaya contra los principios de la fuerza política, aunque dijo que cualquier decisión en esa dirección la tomaría después de conversar con el diputado Edgardo Araya.

"La ciudadanía costarricense debe saber que podemos renquear por otros lados, porque no hay nada perfecto bajo el cielo, pero no en la reglamentación de principios éticos como el que usted me está señalando (el caso del uso de un celular del Congreso en precampaña)", concluyó la jerarca del FA.