Por: Álvaro Murillo 30 abril, 2015

Iniciativas sobre aborto y sobre reconocimiento legal de parejas hoosexuales vuelven a servir como moneda de negociaciones de cara a una elección legistiva de 1.° de mayo.

Rafael Ortiz, jefe del PUSC, llamó a reunir los 38 votos. | ARCHIVO
Rafael Ortiz, jefe del PUSC, llamó a reunir los 38 votos. | ARCHIVO

Además de la agenda clara del bloque de diputados evangélicos en contra de proyectos "que atentan contra la vida y la familia", el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) dejó hoy por escrito su veto a cualquier candidato que impulse proyectos de ley que legalicen el aborto o que promuevan el matrimonio entre personas del mismo sexo.

La mención la hicieron en una carta de respuesta al diputado oficialista Ottón Solís, candidato a presidir la Asamblea Legislativa a partir de mañana en el período 2015-2016. Aparece como punto tres de las condiciones aunque los diputados socialcristianos aceptaron que Ottón Solís ni siquiera ha planteado ese tema en las conversaciones.

"Es cierto que don Ottón no tocó ese tema, pero es una condición importante para nosotros", justificó Rafael Ortiz, jefe de fracción del PUSC, quien dijo que tampoco está claro el apoyo de estos ocho legisladores al proyecto de legalización de la fertilización in vitro (FIV), que intenta abodecer una condena a Costa Rica emitida por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Los temas de parejas homosexuales, FIV y aborto han aparecido ya en negociaciones anteriores propias del 1.° de mayo, así como en la campaña electoral del 2014.