Defensor alega que actúa a derecho y que podría cobrar honorarios, pues está defendiendo sus intereses

Por: Natasha Cambronero 21 julio, 2015
El Banco Nacional otorgó a la alta gerencia un bono igual al incentivo que recibieron el resto de los empleados por los resultados del 2014.
El Banco Nacional otorgó a la alta gerencia un bono igual al incentivo que recibieron el resto de los empleados por los resultados del 2014.

Un abogado del Banco Nacional (BN) representa a los más de 500 empleados que demandaron a esta entidad financiera por recortar el premio económico que reciben cada año por desempeño, decisión que este año generó un ahorro de unos ¢2.300 millones.

Se trata de Mario Rodríguez Zamora, abogado encargado de los temas laborales dentro del BN. Él lidera la demanda colectiva contra su patrono ante el Juzgado de Trabajo del II Circuito Judicial de San José, al tiempo que tiene dedidación exclusiva en el Banco y es apoderado judicial de este.

Así consta en el expediente 15-780-166-LA, donde se establece que Rodríguez Zamora podría recibir una remuneración por costas del proceso, si el Nacional llega a ser condenado.

Rodríguez es uno de los demandantes y, a su vez, dispone de un “poder especial judicial” de sus compañeros para que pueda “atender audiencias, pactar y transigir, y en forma más amplia ejercer cualquier actuación necesaria dentro del proceso”.

Ante esta situación, el Banco Nacional se vio en la obligación de iniciar el proceso de contratación de defensores externos, pues Rodríguez y otros 21 funcionarios de la Dirección Jurídica (en total son 28) también figuran como demandantes.

El abogado argumenta que, en este caso, la dedicación exclusiva no es un impedimento para representar a sus compañeros porque él está defendiendo sus intereses y no ve ningún problema en que, si su patrono es condenado, él cobre honorarios por ello. Añadió que, eventualmente, será en los Tribunales donde se defina si actuó apegado a la ley o no.

“La norma lo que dice es que uno no puede ejercer la profesión cuando ocupa un cargo de esos, excepto en defensa de sus intereses (…). En este caso es exactamente el mismo juicio, es decir, el hecho de que sea un actor o sean 300 o 500 y pico como en este caso, es exactamente lo mismo porque el interés es el mismo, el mismo hecho dañino que se me plantea a mí se le plantea al resto de la gente”, afirmó Rodríguez.

Agregó: “Yo no hubiera puesto en peligro diez años de carrera en el Banco, si yo pensara que estoy haciendo una incorrección. Igual se pudo haber puesto a firmar a la gente cada demanda y se presentan por aparte, incluso le pude pedir a un amigo litigante que lo hiciera”.

Causa del conflicto
Causa del conflicto

Por su parte, el BN todavía estudia si Rodríguez incumplió el beneficio de dedicación exclusiva: “Ese tema se valorará oportunamente por el Banco Nacional. La determinación de si podría o no representar a sus compañeros se analizará hasta que el Banco Nacional sea notificado de la demanda, lo cual aún no ha sucedido. Si tiene dedicación exclusiva”. Así lo informó la Dirección Jurídica del BN en un correo electrónico enviado a este medio.

Petitoria. Los más de 500 demandantes reclaman que se les pague el 39% que se les redujo este año en el bono por desempeño, al alegar que el incentivo está en la Convención Colectiva del Sindicato del BN. Más del 90% de los 5.800 trabajadores recibían el premio, que equivalía a uno o dos salarios mensuales.

La disminución se produjo después de que la Contraloría General de la República (CGR) determinó que el Nacional estaba gastando de más en el bono conocido como Sistema de Evaluación del Desempeño e Incentivo (SEDI). El BN destinaba en promedio un 29% de sus utilidades netas a la bonificación, cuando el tope máximo debía ser un 15%, según la CGR.

La posición de la Contraloría, respaldada por una directriz del presidente Luis Guillermo Solís, es que, si bien la convención establece que se debe repartir hasta un 15% de las utilidades a los empleados, de dicho porcentaje también deben deducirse los gastos asociados, como cargas obrero- patronales, aguinaldo, salario escolar y demás obligaciones del patrono con el Estado.

El Banco no los incluía, sino que los pagaba aparte, con lo que duplicaba el costo del bono.

De acuerdo con datos de la Dirección Corporativa de Desarrollo Humano, el Banco se ahorró este año ¢2.300 millones en la entrega del bono tras la orden de la CGR.