Vicepresidenta y ministro de la Presidencia guardan silencio sobre conveniencia para el país de enviar 31 funcionarios públicos a Cuba

Por: Gerardo Ruiz R. 8 diciembre, 2015
El expresidente Abel Pacheco (izq.) reprochó al presidente Luis Guillermo Solís por viajar a Cuba con una delegación de otros 30 funcionarios públicos.
El expresidente Abel Pacheco (izq.) reprochó al presidente Luis Guillermo Solís por viajar a Cuba con una delegación de otros 30 funcionarios públicos.

San José

Por el fondo y, por la forma, el expresidente de la República, Abel Pacheco (2002-2006), condenó el tamaño de la delegación que acompañará al mandatario, Luis Guillermo Solís, en su visita a Cuba.

"Una delegación de más de 30 personas no es visita... es invasión (...). Con la situación actual del país, no tiene excusa que una cosa así suceda", aseguró el expresidente, quien en la campaña presidencial del 2014 le dio su adhesión pública a Solís.

El gobernante irá acompañado por 31 funcionarios públicos y por otro tanto de empresarios privados.

Pacheco censuró al presidente por hacerse acompañar de una delegación nutrida en momentos en que el país atraviesa una crisis fiscal. Aseguró que durante su mandato, siempre viajó con las personas "estrictamente necesarias" para evitar despilfarros.

"Así que, por supuesto, que mi actitud es totalmente crítica para la visita en su forma y en su fondo", concretó Pacheco.

Pacheco dijo no entender por qué Solís viajará con una delegación nutrida por 34 empresarios: "Costa Rica no tiene ningún interés en invertir en Cuba, los pobres cubanos no tienen un cinco para invertir en otro país, así es que no veo la razón".

En la gira de tres días, que se extenderá del 13 al 15 de diciembre, Solís se reunirá con el presidente cubano, Raúl Castro. Según su criterio, así le pondrá la "puntada final" al restablecimiento de relaciones diplomática con la isla, restablecidas paulatinamente desde el 2009.

No opinan. Contrario al expresidente Pacheco, el ministro de la Presidencia, Sergio Alfaro, y la segunda vicepresidenta, Ana Helena Chacón, evitaron opinar sobre la conveniencia política y de los beneficios que obtendría el país al enviar a Cuba a 31 funcionarios, entre los que figuran rectores de universidades públicas, personal de la Presidencia, ministros, diputados y asesores.

Mientras Alfaro remitió a la prensa a consultar los detalles del viaje al canciller Manuel González, Ana Helena Chacón ni siquiera encendió su micrófono para referirse al tema, durante la conferencia de prensa posterior al Consejo de Gobierno de este martes, pese a la insistencia de los periodistas.

En cuanto a los gastos que implica el viaje de los funcionarios públicos para el Estado, Alfaro tampoco ofreció detalles.