Indecisión por aspirante es mayor a estas alturas que en campaña para el 2014.

Por: Daniela Cerdas E. 18 octubre
Las elecciones nacionales se realizarán el domingo 2 de febrero.
Las elecciones nacionales se realizarán el domingo 2 de febrero.

A tres meses y 17 días de las elecciones presidenciales, el 40% de las personas decididas a votar no han escogido un candidato.

Este es uno de los hallazgos de la más reciente encuesta del Centro de Investigación y Estudios Políticos (CIEP) de la Universidad de Costa Rica (UCR), el cual entrevistó a 1.029 usuarios de teléfonos celulares sobre intención de voto y percepción general de la política.

De todos los consultados, 595 (57%) afirmaron que están completamente seguros de acudir a las urnas el domingo 4 de febrero.

No obstante, de esos 595, 239 (40,3%) no han elegido por cuál candidato votarían.

Este porcentaje indica que el electorado costarricense está más indeciso que hace cuatro años. El noviembre del 2013, solo el 29% de los que sí estaban decididos a votar, no tenía candidato para las elecciones de 2014.

"El principal desafío de todos los partidos políticos es convencer y movilizar a ese grupo a las urnas. Ningún candidato o candidata triunfará sin el respaldo de éstos", explica la CIEP, cuya encuesta publicada este miércoles tiene un margen de error 3,1 puntos porcentuales hacia arriba o abajo de cada dato y un nivel de confianza del 95%.

El candidato del Partido Liberación Nacional (PLN), Antonio Álvarez Desanti, es quien tiene el porcentaje de apoyo más alto entre las personas que sí han decidido por quién votar; el respaldo es del 19,6%.

A él le siguen Juan Diego Castro, del Partido Integración Nacional (PIN), con un 12,6% de apoyo.

En tercer lugar está el candidato Rodolfo Piza, del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), con el 11%. Carlos Alvarado, del Partido Acción Ciudadana (PAC), obtuvo el respaldo del 6,3%. Los demás aspirantes obtuvieron porcentajes menores al margen de error de la encuesta.

Cabe destacar que si bien Álvarez encabeza el porcentaje de apoyo, el respaldo hacia él bajó en 5,6 puntos porcentuales desde la última encuesta del CIEP publicada en agosto.

Hace dos meses, el apoyo para el liberacionista era de 25,2%. Juan Diego Castro ascendió del cuarto al segundo lugar con respecto a la encuesta anterior, en donde el respaldo era de 5,8%. Carlos Alvarado pasó del tercer al cuarto lugar con respecto a la escuesta de agosto; el apoyo hacia era en ese entonces de 8%.

"A partir de estos resultados se puede inferir que se han invertido los roles tradicionales del electorado, en donde las personas indecisas se han convertido en los 'duros' de persuadir y las personas decididas parecen ser los 'swingers' de esta elección. El poco respaldo que están obteniendo los candidatos proviene de sus debilitadas bases y de lo poco que logran arrebatar a los otros candidatos", se lee en el estudio de opinión.

¿Por quién votaría para presidente?
¿Por quién votaría para presidente?
Otros hallazgos

La encuesta reveló una baja afiliación partidaria, ya que un 65,76% de los 1.029 entrevistados (676) afirma no simpatizar con ningún partido.

Entre el 34,2% de quienes sí lo manifiestan (353), el PLN atrae la mayor parte de simpatías, con un 18,4%, seguido por el PUSC, con un 6,3%, y el PAC, con un 3,6%. El resto de partidos representa el 5,87%, y ninguno de ellos supera el 2%.

Sobre el conocimiento de la población de quiénes aspiran a la Presidencia, destacan Otto Guevara, del Movimiento Libertario, Antonio Álvarez, Rodolfo Piza y Juan Diego Castro. Más de un 70% de las personas manifiesta conocerlos.

"Otto Guevara es el candidato más conocido, pero también se muestra como un candidato mal evaluado, al igual que Edgardo Araya (del Frente Amplio), que es menos conocido que Guevara, pero ambos con una evaluación que no supera el 5 de calificación promedio. Como el mejor evaluado se encuentra Juan Diego Castro, único que supera el 6 de calificación, seguido de cerca por Fabricio Alvarado. Los otros dos candidatos con mayor conocimiento (Álvarez y Piza) poseen calificaciones medias, cercanas al 5", indica el informe.

La valoración sobre la gestión del gobierno de Luis Guillermo Solís continúa estable: se mantuvo sin cambios importantes respecto a la medición del mes de julio de 2017. Las valoraciones positivas continúan siendo mayores que las negativas, es decir, que las personas mantienen una buena impresión de la gestión del mandatario y su gabinete. Pese a esto, según el estudio, el crecimiento en las opiniones positivas mostrado desde el mes de noviembre de 2016 se detuvo, al igual que el descenso de las negativas.

Por último, al igual que las mediciones anteriores, el principal problema del país percibido por las personas es el desempleo. Sin embargo, la inseguridad deja el segundo lugar que tenía como tendencia, para ubicarse en el tercero; fue desplazada por la corrupción.

La encuesta se realizó a personas mayores de 18 años, de lunes a viernes, entre el 3 y 4 y entre el 9 y 12 de octubre. Las llamadas se hicieron entre 1 p. m. y 8:30 p. m. con Rónald Alfaro Redondo como director del proyecto y Jesús Guzmán García como coordinador de campo.

Etiquetado como: