Por: Aarón Sequeira 27 febrero
Miguel Carabaguíaz y Rafael Ortiz, del PUSC. | RAFAEL PACHECO.
Miguel Carabaguíaz y Rafael Ortiz, del PUSC. | RAFAEL PACHECO.

De los tres partidos que harán convención abierta para elegir a su candidato presidencial, el que cobra una cuota mayor a sus aspirantes es el Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), que solicita como contribución ¢40 millones.

Esa medida podría ser un favorecimiento hacia uno de los cuatro precandidatos, alegan tres de los aspirantes a la candidatura presidencial, quienes recurrieron al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) con el alegato de que el alto cobro les violenta sus derechos electorales.

Primero, Gerald Murray presentó un recurso de amparo electoral, el martes pasado. Luego, Miguel Carabaguíaz y Rafael Ortiz hicieron lo propio, con el fin de reclamar no solo contra el monto exigido, sino también contra la medida que impide a dos de los cuatro entrar en la contienda.

Murray explicó que, si se mantiene en dos años la militancia mínima en el partido, ni él ni Carabaguíaz podrían participar en la convención; solo Piza y Ortiz irían a la lucha.

El diputado Ortiz, además, alegó que el monto cobrado por el comité ejecutivo para inscribir las tendencias se utilizaría para cubrir deudas y otros gastos diferentes de la convención y que, además de esos millones, le exigen a cada papeleta una cuota de ¢35.000, lo que también ve excesivo.

“La idea no es hacer clavos de oro. Para mí, el primer objetivo es la participación de la dirigencia, no hacer un club de amigos”, dijo Ortiz.

Murray añadió que, se debe bajar el periodo de militancia a un año; aseguró que en este punto están de acuerdo ellos tres.

La fecha para cerrar las inscripciones de los precandidatos es el 4 de marzo, día para el cual los aspirantes aún no tendrían la cuota, por lo que exigen trasladar el cierre de inscripciones para abril.

La idea es que la asamblea nacional se reúna para tomar las decisiones relacionadas con las inscripciones.

A diferencia del PUSC, el Partido Liberación Nacional les cobró ¢25 millones a cada uno de sus cuatro precandidatos, mientras que el PAC aprobó, este sábado, recibir una contribución de ¢2,3 millones de cada uno de los aspirantes que se inscriban.