Por: Hassel Fallas 4 febrero, 2014

Hassel Fallas

La próxima Asamblea Legislativa contará con al menos 25 parlamentarios (de 57) que ya han desempeñado algún cargo público.

La mayoría de ellos (14) ha dirigido un ministerio en diferentes administración o han presidido entidades estatales.

Otros 11 han sido alcaldes, vicealcaldes o regidores.

La mayor experiencia en la función pública la tienen 14 de los 18 diputados que integrarían la fracción legislativa del Partido Liberación Nacional.

Por ejemplo, Antonio Álvarez Desanti, primer lugar por San José, fue titular de Gobernación y Policía, de 1988 a 1990. Anteriormente, fue ministro de Agricultura y Ganadería. Además, ya fue legislador (1994-1998).

Por su parte, Rolando González, quien se postuló por Alajuela, fue diputado (1994-1998), director del Consejo Nacional de la Producción y presidente del Instituto de Desarrollo Agrario ( ahora Instituto de Desarrollo Rural).

En la Unidad Social Cristiana, cinco de los ocho congresistas quienes, preliminarmente, ganaron una curul también cuentan con camino recorrido.

Wílliam Alvarado Bogantes, primer lugar por Heredia, ocupó el puesto de alcalde de Belén entre 1998 y 2003. También ejerció diversos puestos en el Instituto Nacional de Aprendizaje.

Jorge Rodríguez, quien se postuló por Cartago, tiene en su currículo la actual experiencia de ser el alcalde de Paraíso.

En el Partido Acción Ciudadana, Ottón Solís, diputado por San José, ejerció como ministro de Planificación (1986-1988) y diputado (PLN, 1994-1998).

En el Frente Amplio, tres de sus nueve probables parlamentarios se han desempeñado como regidores municipales (Edgardo Araya, Ligia Fallas y

La información proviene de un análisis en el que La Nación examinó la hoja de vida de los diputados, que según los últimos conteos de votos del Tribunal Supremo de Elecciones, ocuparían una curul.

Etiquetado como: