Por: Patricia Recio 14 enero, 2014

21 funcionarios del Patronato Nacional de la Infancia (PANI) se encargarán de velar por la protección de los derechos de los menores durante las fiestas de Palmares, que inician este miércoles.

Los personeros de esta institución realizarán recorridos preventivos para detectar menores consumiendo alcohol en alguna situación de riesgo.

Asimismo, se encargarán de atender menores extraviados y casos de negligencia, como cuando los padres están alcoholizados.

Según Fanny Cordero, vocera de la institución, la intervención en situaciones donde se encuentra a menores consumiendo licor se hacen a nivel interinstitucional, con la participación de la municipalidad para ver el tema de permisos y patentes.

También participa el Organismo de Investigación Judicial, por tratarse de una contravención.

En la parte que le corresponde al PANI se retiene al menor hasta que llegue por uno de sus padres o encargados.

Los encargados del PANI vigilarán la seguridad de los menores que visiten las fiestas.
Los encargados del PANI vigilarán la seguridad de los menores que visiten las fiestas.

Durante las fiestas de Zapote, el PANI atendió 45 casos de este tipo.

El Patronato contará con una sede en el Colegio San Agustín, así como la oficina local.

Además, se tendrá coordinación con el Departamento de Atención Integral (DAI), perteneciente al mismo PANI, y el servicio de emergencias 911.