Partidos coinciden que encuentros deben ser en marzo y no deben ser más de tres

Por: Alexandra Araya M. 5 febrero, 2014
El debate organizado por Repretel fue donde se originó el tema del impuesto a las comidas rápidas.
El debate organizado por Repretel fue donde se originó el tema del impuesto a las comidas rápidas.

Limitar el número de debates entre sus candidatos durante la segunda vuelta electoral es la meta que buscan mediante consenso los partidos Liberación Nacional (PLN) y el Partido Acción Ciudadana PAC).

Así lo ratificaron esta tarde tanto Johnny Araya, aspirante del PLN, como Melvin Jiménez, jefe de campaña del PAC, ante consulta de este medio.

Los partidos coinciden en la necesidad de realizar entre dos y tres debates únicamente y que estos se efectúen en el mes de marzo, en semanas previas a la elección del 6 de abril.

Con ese propósito ya las agrupaciones han mantenido algunos acercamientos entre los dirigentes e incluso definieron encontrarse la próxima semana para tomar una decisión.

"Escuché que llamó el jefe de campaña del PAC, don Melvin Jiménez, a nuestro jefe de campaña, Antonio Álvarez Desanti, y dijo que ellos querían proponer solo dos debates. Nosotros estamos de acuerdo. Nos parece bien, porque sino todos los canales y radios quieren hacer encuentros y es imposible por el corto tiempo", comentó el liberacionista.

Asimismo dijo que, por su parte, quiere tener el espacio para recorrer el territorio nacional durante las semanas que vienen.

Por su parte Melvin Jiménez, del PAC, apuntó hacia el mismo norte que el verdiblanco y dijo que esperan que sean pocos los encuentros para tener oportunidad de visitar el país.

"Realmente en esta segunda ronda queremos pocos debates, que sean concertados ojalá con varios medios y que, por otro lado, la metodología sea descriptiva por los equipos de ambos candidatos. Estamos en comunicación con don Antonio Álvarez (jefe de campaña del PLN) para ver cómo avanzamos con eso. Vamos a tener una propuesta afinada para la próxima semana", sostuvo el representante del PAC.

Para Jiménez, el debate puede tener un formato en donde varios medios de comunicación y universidades convocan un mismo espacio para organizar el foro.

Agregó que la cantidad máxima de debates debe ser tres y que se podría celebrar en el segundo mes de campaña (marzo).

"Vemos importante los debates. La experiencia en la campaña pasada -en donde Luis Guillermo Solís participó en 35 encuentros- es muy desgastante. Por eso queremos ponernos de acuerdo para que haya una especie de enlaces y se pueda hacer de otra manera. Apenas estamos avanzando y conversado sobre la propuesta", expresó Jiménez.

Durante la primera etapa de la elección presidencial, tanto el aspirante Johnny Araya como su rival Luis Guillermo Solís se encontraron en al menos ocho debates.

Por su parte, el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE), djo que aún estudia la posibilidad de realizar un debate como ocurrió durante la primera ronda.

"Estamos en estudio para ver la viabilidad en realizar un nuevo debate. No depende solo de nosotros, sino de la disponibilidad de las contrapartes que nos ayudaron a organizarlo (Sinart, Flacso y la Fundación Konrad Adenauer Stiftung), la viabilidad económica y el tema de oportunidad, en el sentido de si hay tiempo para organizar toda la logística necesaria", explicó Hugo Picado, director del Instituto de Formación y Estudios en Democracia (IFED) del TSE.