Fracciones presentarán este lunes un texto sustitutivo al proyecto de ley que vetó la ex presidenta Laura Chinchila

Por: Aarón Sequeira, Natasha Cambronero 8 septiembre, 2014

En una reunión realizada esta mañana, la fracción legislativa del PLN le pidió tiempo al PAC para conocer la reforma procesal laboral que impulsa el oficialismo junto con sus aliados del Frente Amplio (FA) y la Unidad Social Cristiana (PUSC).

Así lo reconoció el jefe de la bancada de Liberación Nacional, Juan Luis Jiménez, este mediodía luego del encuentro con la vocera de Acción Ciudadana (PAC), Emilia Molina; el presidente del Congreso, Henry Mora, y el frenteamplista, Gerardo Vargas.

“Nosotros vamos a dar los 18 votos una vez que el Gobierno esté dispuesto. No tenemos una sola duda. ¿Que no hay diseño? Es llave en mano, nosotros vamos a pagar”, dijo el jefe del PLN, Juan Luis Jiménez.
“Nosotros vamos a dar los 18 votos una vez que el Gobierno esté dispuesto. No tenemos una sola duda. ¿Que no hay diseño? Es llave en mano, nosotros vamos a pagar”, dijo el jefe del PLN, Juan Luis Jiménez.

Por el PLN estuvieron Jiménez, Antonio Álvarez Desanti, Rolando González, Julio Rojas y Michael Arce.

En la cita, el oficialismo se comprometió a entregar una copia del texto que se negocia con la Unidad y el Frente Amplio.

"Como ya aprendieron a contar, ahora sí nos dijeron sobre el acuerdo. Ellos querían que formáramos parte del acuerdo, pero necesitamos por lo menos un día para conocerlo", dijo Jiménez.

El PAC, el FA y el PUSC darán a conocer este lunes un texto sustitutivo para revivir la reforma procesal laboral, que vetó la expresidenta Laura Chinchilla.

Esa iniciativa de la Corte Suprema de Justicia reduce la duración de los juicios laborales, mediante la introducción de la oralidad en los procesos.

No obstante, Chinchilla la frenó porque legaliza las huelgas en los servicios públicos esenciales como hospitales, seguridad, además de prohibir al Gobierno contratar personal temporal para sustituir a los manifestantes.

La propuesta del oficialismo y sus aliados varía unos 12 artículos de la reforma vetada, principalmente sobre los derechos colectivos de los trabajadores.

Además, en uno de los artículos que se modificarían, se establece un porcentaje mínimo necesario de empleados para convocar a una huelga, para impedir que sea promovida por unos pocos.

La jefa de la fracción PAC, Emilia Molina, expresó el pasado 3 de setiembre a La Nación, que el cambio principal consiste en establecer que un juez defina cuándo una huelga es legal y si los servicios públicos esenciales están “siendo cubiertos adecuadamente”.