Por: Aarón Sequeira 24 octubre
Varios diputados del PLN, principalmente Juan Marín, defendieron la actividad de la presidencia legislativa donde participó su candidato presidencial, Antonio Álvarez.
Varios diputados del PLN, principalmente Juan Marín, defendieron la actividad de la presidencia legislativa donde participó su candidato presidencial, Antonio Álvarez.

En medio de una sesión extraordinaria del plenario del Congreso, donde se debatían mociones del proyecto para reformar las pensiones judiciales, se armó un pleito verbal entre diputados de varios partidos, molestos porque alegan que se dieron recesos ilegalmente para favorecer una actividad de la presidencia legislativa donde participó el candidato presidencial del PLN, Antonio Álvarez Desanti.

El problema, señala el frenteamplista Gerardo Vargas Varela, es que, cuando el verdiblanco Michael Arce concedió un segundo y un tercer receso, no había en el plenario el cuórum de 38 diputados requerido para que todas las decisiones del pleno sean válidos.

Aparte de las críticas por ese otorgamiento de recesos, diputados del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) y del Frente Amplio atacaron fuertemente y calificaron como un "acto politiquero", la entrega de la memoria institucional de la legislatura en que Álvarez fue presidente del Directorio legislativo.

En el acto, organizado por la actual presidencia legislativa, la de Gonzalo Ramírez, estuvieron el jefe de la campaña de Álvarez, Carlos Ricardo Benavides, y algunos candidatos a diputados liberacionistas, como Luis Fernando Chacón, quien también es funcionario del Congreso.

La socialcristiana Rosibel Ramos también reclamó de que la convocatoria a la prensa para la cobertura de la actividad se hiciera a través del chat de WhatsApp de la campaña de Álvarez. De hecho, la atención de la prensa en el lugar la hizo la periodista del candidato.

"Ojalá que don Antonio (Álvarez Desanti) tenga un poquito de vergüenza y, con los alquileres que recibe del pueblo de Costa Rica, pague esta memoria institucional, creo que sería lo más justo, porque inclusive se le hizo un montaje político, hoy, aquí, con recursos del pueblo de Costa Rica.

"El pueblo de Costa Rica tiene que saber que por más de una hora se utilizaron recursos públicos para recibir a un hombre que no era diputado de la Asamblea Legislativa a dar, a exponer, a entregar la memoria institucional", dijo Ramos en el plenario, una de las congresistas más molestas por la situación.

Ligia Fallas, del Frente Amplio, encontró un inusual apoyo en su fracción, pues ese partido solicitó que se declarara la nulidad absoluta de todo lo actuado a partir de que Michael Arce pidió el segundo receso, para continuar con la actividad del candidato de su partido, pese a que aparentemente no había cuórum para hacerlo.

La congresista Sandra Piszk, del PLN, una de las principales impulsoras de que se reforme el régimen jubilatorio del Poder Judicial, llamó al orden al pleno legislativo e hizo un llamado para que, ante la posibilidad de que se pudiera dar una nulidad en el trámite de ese proyecto, mejor se suspendiera la sesión.

En sintonía con Piszk, Patricia Mora hizo un llamado similar para evitar cualquier mancha sobre el trámite de una ley como la que se discute.

Estas sesiones extraordinarias que han venido haciéndose en el plenario tienen como único punto la discusión del expediente 19.922, reforma a la Ley Orgánica del Poder Judicial, específicamente en el capítulo del régimen jubilatorio de los empleados de la Corte.

"La presentación de la memoria política no es un acto político, sino un acto institucional", dijo Gonzalo Ramírez, presidente legislativo. Aseguró que así se viene haciendo desde que se aprobó ese acto protocolario, en noviembre del 2014.

Añadió que la actividad la preside el anterior jerarca del Directorio del Congreso y apuntó que la fecha ya se había establecido desde hace dos meses.

Además de un informe del Directorio del Congreso, también hay un informe de las respectivas jefaturas de fracción del periodo en cuestión.

El candidato liberacionista alegó que el acto fue organizado por la Biblioteca del Congreso, "para la entrega de la memoria del periodo presidencial como se hace según la costumbre parlamentaria".

"Fui invitado para recibirla y pronuncié un discurso institucional declarando logros y también la agenda que quedó pendiente", comentó Álvarez Desanti en un mensaje de WhatsApp.