Por: Luis Miguel Herrera C. 7 febrero, 2014

Los puertos de Limón generaron, durante el 2013, ingresos por ¢40.000 millones, pero de ellos, el 80% se destinó al pagos de salarios y beneficios de los 1.200 empleados de la Junta de Administración Portuaria y Desarrollo Económica de la Vertiente Atlántica (Japdeva).

Lo anterior dejó casi sin contenido económico la inversión para obras de desarrollo en la provincia y mejoras en los puertos.

Por ley, de los ingresos percibidos por los muelles, el 10% debe dirigirse al desarrollo de Limón. Eso correspondió, el año pasado, a ¢4.000 millones.

Sin embargo, una vez que se pagaron planillas, solo quedaron disponibles ¢1.000 millones, confirmó Allan Hidalgo, presidente ejecutivo de Japdeva.

Para mejoras del puerto, quedaron otros ¢4.000 millones, pero de ahí también se sacó dinero para planillas.

Hidalgo reconoció que la duplicidad de funciones de Japdeva “se come” su presupuesto.

“Es urgente una reestructuración de la empresa porque todo es doble: tiene dos administraciones bajo una empresa. Una administración es para el puerto y otra para el desarrollo de la provincia”, expresó, preocupado, Hidalgo.

Los puertos de Limón generaron ¢40.000 millones en el 2013. | ARCHIVO
Los puertos de Limón generaron ¢40.000 millones en el 2013. | ARCHIVO

Ronaldo Blear, secretario general del Sindicato de Trabajadores de Japdeva, aceptó que el monto que se paga por concepto de planilla en los puertos es muy alto, pero achacó a la administración los problemas económicos.

“No voy a ocultar que un porcentaje importante de Japdeva se va en eso. Lo que no dice la administración es que Japdeva no recibe aporte de partidas de la Asamblea Legislativa y del Estado, y que estuvo 10 años sin incrementos en las tarifas”, dijo Blear.