Esferas fueron traídas de España el año anterior

Por: Juan Fernando Lara 11 diciembre, 2013

La Junta de Protección Social (JPS) concluirá mañana el pesaje de las bolitas que se utilizarán en el sorteo del gordo navideño.

Carmen Chavarría notó este martes un incremento en las ventas. Ella tiene su puesto en el centro de Liberia.
Carmen Chavarría notó este martes un incremento en las ventas. Ella tiene su puesto en el centro de Liberia.

La verificación concluirá una vez confirmado el rango de las 1228 esferas involucradas: cada una debe pesar entre 3.5 y 4.5 gramos.

El sorteo de este domingo 15 de diciembre exige un exhaustivo protocolo de verificación de todos los instrumentos involucrados.

El pesaje de las bolitas es uno de los elementos que en cada juego de lotería debe revisarse rigurosamente.

“Lo que buscamos con estos protocolos de seguridad y verificación es la absoluta transparencia y fiabilidad del juego”, dijo Gustavo Muñoz Araya, jefe de sección de Sorteos de la JPS.

El proceso de pesaje consume cerca de tres días, se inicó ayer en la mañana, pues deben revisarse y verificarse 100 bolitas correspondientes a los números, 1000 de las series y 128 esferas adicionales correspondientes a los premios.

Las bolitas son fabricadas con una madera llamada boj y fueron traídas de España el año anterior. Esta madera se caracteriza por su dureza y resistencia al desgaste propio del juego de lotería.

La JPS tiene juegos de bolitas de respaldo y sin gravar en caso de que sea necesario.

Hasta ayer, la JPS había vendido 71,9% de la emisión total. Además, en un recorrido que realizó La Nación, las personas se siguen inclinando por los números bajo.

Este año el premio mayor del sorteo navideño pagará ¢1.200 millones por entero.

Etiquetado como: