Profesionales deben presentar sugerencias este 18 de julio a la ministra de Cultura, Sylvie Durán

Por: Silvia Artavia 3 julio
La imagen difundida este miércoles por Cultura es totalmente diferente a la facilitada a La Nación por la firma OBP Arquitectos.
La imagen difundida este miércoles por Cultura es totalmente diferente a la facilitada a La Nación por la firma OBP Arquitectos.

Una comisión conformada por tres especialistas evaluará la intervención que enfrenta actualmente el Gran Hotel Costa Rica, cuya remodelación ha sido motivo de críticas desde hace un mes.

Este grupo, denominado Grupo Técnico Profesional de Trabajo, lo constituirán el arquitecto Roberto Villalobos, el estructuralista Gino Guidi –ambos trabajadores independientes– y el historiador Carlos Manuel Zamora, funcionario del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura.

Ellos presentarán las conclusiones de su valoración a la ministra de esa cartera, Sylvie Durán, el próximo 18 de julio.

Su objetivo es fungir como una instancia asesora del despacho ministerial con respecto a la estrategia y los criterios de intervención del edificio, el cual es patrimonio histórico y arquitectónico nacional.

Según un comunicado enviado por el Ministerio, los tres especialistas aprovecharán un espacio de diálogo que se abrió con el propietario del inmueble. Sin embargo, la comunicación no especificó quién sería el interlocutor por parte del Hotel.

El centro de hospedaje es operado por la cadena Elite Hotels and Resorts de Costa Rica, pero próximamente funcionará por medio de una franquicia con Hilton Worldwide, bajo la marca Curio Collection de Hilton.

Pese a reiteradas consultas planteadas por La Nación a la oficina de prensa de Cultura, tampoco esclarecieron si el criterio de los profesionales sería vinculante.

En el comunicado, el ente cultural afirmó que, aunque la restauración se ha realizado en apego con la ley, la orden de conformar la comisión se tomó en vista del gran interés que han expresado distintos grupos ciudadanos con respecto a la remodelación del inmueble.

Un mes de polémica

La controversia sobre el Gran Hotel Costa Rica se desató hace un mes, el sábado 3 de junio, cuando La Nación publicó un reportaje acerca de la intervención del edificio, noticia que se ilustró con una imagen facilitada a este medio por la firma OPB Arquitectos, a cargo de las obras para entonces.

Aquella fotografía enfureció a ciudadanos y arquitectos independientes, quienes al ver cómo iba a quedar la fachada de la estructura con la nueva propuesta de diseño, expresaron su desacuerdo por medio de las redes sociales y mediante correos electrónicos enviados a la redacción de La Nación.

El miércoles 7 de junio, Cultura envió un comunicado diciendo que la imagen facilitada a este medio de comunicación no correspondía con el proyecto aprobado por el Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura.

La discusión llegó a su punto más álgido el jueves 8 de junio, cuando la Fiscalía Adjunta Agrario Ambiental y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) secuestraron los expedientes administrativos de este caso en las oficinas de Patrimonio.

La gestión, que sigue en curso, investiga el aparente delito de daños al patrimonio y posible prevaricato (resolver contra la ley).

Posteriormente, el sábado 10 de junio, OPB Arquitectos envió una comunicación en la que afirmaba haber estado desligado del proyecto desde noviembre del 2016.

Los cabos sueltos sobre este caso se aclararán una vez que la Fiscalía Adjunta Agrario Ambiental y el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) determinen, en primera instancia, la existencia o no de los presuntos delitos investigados.