Corto circuito en el sector norte del inmueble provocó el siniestro

Por: Gustavo Fallas M. 30 abril, 2016
Pantalla completa Reproducir
1 de 11

Fallas en el sistema eléctrico que fueron advertidas meses atrás, pero que no se intervinieron a tiempo, causaron que el mítico edificio Black Star Line se incendiara la mañana de este viernes en Limón.

Según el informe del Cuerpo de Bomberos, en el sector norte del inmueble, en un espacio contiguo a una chocolatería y en el salón de baile, se hallaron evidencias de un corto circuito.

Ese mismo salón de baile, ubicado en el segundo piso y llamado Liberty Hall, fue clausurado en octubre del 2015 por el Ministerio de Salud, debido a incumplimientos en el Código Eléctrico, pues no tenía extintores ni salidas de emergencia, según el director regional de Salud, Alexander Salas.

“Nosotros desde Salud lo que prevenimos es el riesgo en los seres humanos, por eso giramos el retiro del funcionamiento”, manifestó el funcionario.

De acuerdo con Héctor Chaves, director del Cuerpo de Bomberos, el edificio estaba propenso a un incendio debido a las fallas en el sistema eléctrico, la falta de extintores y sistemas de alerta.

“Las probabilidad de que un incendio se iniciara eran muchas. Si se le hubiera dado una calificación de riesgo esta sería alta”, dijo Chaves.

Alerta tardía. La alerta del incendio fue recibida por Bomberos a las 5:15 a. m., ellos llegaron al lugar seis minutos después y a las 5:50 a. m. ya había sido controlado, arrojó el reporte.

No obstante, según Héctor Chaves, el aviso fue tardío, pues cuando llegaron el incendio ya el fuego había consumido un 40% de la estructura, por lo que considera que pudo haber empezado unos 10 minutos antes del arribo al sitio.

“Mucha gente se preocupó más por grabar que por llamar”, expresó el jerarca.

Asimismo, la estructura es muy vieja y de madera, eso hizo que el fuego avanzara con mayor facilidad, explicó.

En total, 1.140 metros cuadrados fueron consumidos por las llamas, un 75% del edificio.

El Instituto Nacional de Seguros (INS) informó de que este inmueble carecía de una póliza. De todos los edificios declarados patrimonio, solo la Casona de Santa Rosa, en Guanacaste, está asegurada contra incendios.

El Black Star Line fue construido en 1922, como sede del Movimiento Universal para el Mejoramiento del Negro (UNIA). En 1990 fue reconstruido y en el 2007 vivió una restauración por parte del Ministerio de Cultura.

Fue declarado patrimonio histórico arquitectónico en el 2000. En el primer piso había un restaurante de comida caribeña y en la planta alta estaba el Liberty Hall. Este inmuebles era considerado el representante de la arquitectura tradicional del pueblo limonense.

Etiquetado como: